Anitta hace saltar la banca con su posado de 10.000 dólares en la nieve

Anitta se escapa a la nieve para empezar el 2021 y posa con un outfit exclusivo

Anitta
Anitta

Anitta es una gran artista, tanto que incluso Netflix le ha concedido la posibilidad de grabar un documental sobre su vida. Tanto de los momentos buenos como de los no tan buenos. Y así ha logrado acercarse más a su público. Anitta revela en esta producción episodios muy oscuros que nunca quiso revelar y que ha dejado a todos con la boca abierta.

Tal y como desvela la brasileña, a los 14 años sufrió una violación. «Nunca expuse esto en público. Siempre tuve relaciones medio abusivas. Cuando tenía 14 años conocí a una persona de la que tenía miedo porque era medio autoritaria conmigo, me hablaba de forma autoritaria. Yo era diferente cuando era adolescente. No era como soy actualmente», asegura la cantante de 27 años sobre la persona que abusó sexualmente de ella, que era su pareja de aquella época. 

«Él estaba muy nervioso un día y con mucho estrés. Yo estaba con mucho miedo de la relación con él y terminé preguntando si quería que fuéramos a un lugar solos. Inmediatamente su estrés pasó y me preguntó si yo estaba segura. Le dije que sí. Pero hoy no estoy segura si le dije que sí porque tenía mucho miedo de él», asegura Anitta en su testimonio, en el que también relata con lágrimas en los ojos que trató de rechazar a su agresor aunque este no se detuvo.

«Él no me escuchó. Él no dijo nada. Él sólo siguió haciendo lo que quería hacer. Cuando terminó, se levantó y se fue a beber una cerveza y yo me quedé mirando la cama llena de sangre», recuerda la artista, que admite que después de un tiempo convencida de que la violación había sido culpa suya, pensó que nadie creería en su relato por cómo viste o por hablar libremente de sexo.

«Siempre tuve miedo de lo que las personas dirían: cómo pudo haber sido víctima si hoy es tan sexual, tan abierta, y hace tanta cosa. No lo sé. Lo que sé es que yo tomé eso que viví y lo convertí en algo que me sirvió para superarme y salir mejor», añade Anitta, que admite que creó «el personaje Anitta» como muestra de fortaleza tras esa dura vivencia.

«Para todos los que se preguntan de dónde salió el nombre Anitta. Nació de eso. De mi voluntad y necesidad de ser una mujer corajuda, a la que nadie más pudiese herir, a la que nadie pudiese hacer llorar. Fue por eso que creé ese personaje», relata la brasileña, cuyo nombre real es Larissa de Macedo.

Esta serie documental sobre Anitta  llega en un momento especialmente fructífero para la artista, que se prepara para lanzar un álbum grabado en Los Ángeles en portugués, español e inglés con el fin de tener una proyección todavía más internacional. Como bien ha demostrado, su éxito no es casualidad.

Ahora todo es color de rosas para Anitta y eso ya es parte del pasado. Es una de las influencers más importantes del mundo, sus millones de fans lo demuestran, y disfruta cada momento de la vida. La joven ha empezado el año en la nieve, como las Kardashian, pero sin ellas. Ha disfrutado de una jornada de esquí en una de las zonas más exclusivas y ha posado para todos sus seguidores con un chándal exclusivo y un abrigo de piel natural. Su outfit, valorado en 10.000 dólares, acumula ya 500.000 likes, arrasa.