Dolores Aveiro, madre de Cristiano Ronaldo, critica esta parte del cuerpo de Georgina Rodríguez

La madre de Cristiano Ronaldo , Dolores Aveiro, tiene ciertas diferencias con su nuera, Georgina Rodríguez

Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo
Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo tiene a dos mujeres a su alrededor a las que quiere como a nadie: su madre, Dolores Aveiro, y su pareja, Georgina Rodríguez. Una Dolores y una Georgina que, más allá de su relación con CR7, tienen poco en común.

De hecho, han sido varias las veces que, cuentan desde el entorno del jugador, la madre de Cristiano no se ha sentido del todo cómoda viendo ciertas portadas y ciertas fotos de su nuera en las redes sociales.

En este sentido, cuentan en Informalia que Dolores no es precisamente muy fan de ver, como ha ocurrido en uno de los últimos reportajes de Rodríguez que la de Jaca ha promocionado en sus redes sociales, su nuera presume de caderas posando con muy poca ropa.

El cambio de vida de Georgina Rodríguez

No es que sea ningún secreto que Dolores es una mujer de valores tradicionales y que ha intentado inculcárselos a Cristiano. De ahí que no vea precisamente con buenos ojos que su nuera presume de ciertas partes de su anatomía de la forma en la que lo hace.

Pero Georgina, evidentemente, va por libre. No es que tengan precisamente ganas de agradar más o menos a su suegra, es que simplemente se siente tan orgullosa de su anatomía que no tiene problema alguno en posar como posa.

Eso sí, como apunta en el reportaje en cuestión, Georgina Rodríguez no olvida ni sus orígenes ni el hecho de que, según ella, no siempre ha sido tan bella como ahora. Frases como “Ahora que puedo permitírmelo, ayudar a los demás es lo que más me satisface. Yo también sé lo que es empezar desde abajo y llegar justa a final de mes. Empatizo mucho con la gente debido a mis orígenes humildes», “Es cierto que no siempre he brillado por mi belleza, pero siempre he sido feliz” o “He trabajado mucho y he tenido una vida sacrificada y el universo me ha recompensado con lo más grande: una familia hermosa» sí que, seguramente, gustan más a su suegra que sus posados ligera de ropa.