El secreto de cama de Lady Gaga: 34 años metida en el armario

Lady Gaga cuenta lo que nunca se atrevió a decir. Su padre se queda con la boca abierta con sus últimas declaraciones

Lady Gaga no se esconde. Para ella ningún tema es tabú. La cantante hace gala de su extravagancia con sus pelucas, maquillajes y vestidos alienígenas. Pero tampoco se esconde cuando tiene que hablar de tema más personales, incluso de sus relaciones íntimas. A la estadounidense le encanta generar noticias y estar en el punto de mira constantemente. Con sus últimas declaraciones lo ha logrado porque no ha dejado indiferente a nadie y además se ha llevado el aplauso de sus fans.

Lady Gaga
Lady Gaga

Durante el año pasado estaba harta de que se la vinculase con Bradley Cooper después de la buena química que mostraron en la película. Incluso se llegó a decir que mantenían una relación en secreto o que Gaga estaba embarazada de él, algo que enfadó mucho a la cantante. De hecho tuvo que hablar públicamente para acabar con los rumores diciendo que el actor solo era un compañero de rodaje.

Además, Lady Gaga también ha aclarado que le gustan las mujeres, pero tiene preferencia por los hombres. Tras reconocer abiertamente su bisexualidad, ahora declara que, aunque se siente atraída por hombres y mujeres, les prefiere a ellos como compañeros de cama. «Me encanta la sexualidad masculina. Los hombres tienen un algo que me gusta muchísimo», ha afirmado la cantante a la revista OK!.

Además, Lady Gaga considera que «en el amor no hay reglas ni límites, pero sé separar el amor y el sexo». Como no podía ser de otro modo, a la cantante le gusta experimentar en el sexo y probar nuevas cosas. Es abierta de mente y no tiene ningún reparo en desnudarse. Sin embargo, aunque esto gusta mucho a sus seguidores, no tanto a su padre. Cuando la vio salir a cantar por primera vez al escenario con sus extravagantes trajes dio un grito al cielo.

Los primeros pasos de Lady Gaga en el mundo de la música los dio en un bar gay de Nueva York, donde era bailarina de ‘burlesque’. Su padre acudió a verla actuar una noche y, según cuenta la propia Lady Gaga, «en cuanto me vio bailando con un tanga de cuero se dio la vuelta y se volvió a casa». 

Lady Gaga no se comporta así para construirse un personaje. De pequeña no era aceptada en el colegio, se sentía desplazada por ser diferente. Y con ello quiere decir que nadie debe cambiar por ser diferente. «El motivo de lo que hago, la música, la actuación que conlleva, es simplemente que quiero crear un espacio para mis fans donde se sientan en libertad y a gusto». Y continúa: «A mí me llevó tiempo aceptarme tal y como soy. Hay veces en la vida en que no te sientes como un ganador, pero eso no significa que no lo seas. Quiero que mis fans sepan que está bien ser tú mismo».