Foto de familia inédita de Kim Kardashian suma más de 3 millones en 24 horas

Kim Kardashian se centra en sus hijos tras su ruptura con Kanye West. Les regala una mini ciudad en casa para que puedan jugar y divertirse

Kim Kardashian es una de las mujeres más seguidas del mundo. Ella consiguió hacer popular a toda la familia Kardashian. Sus hermanas la quieren con locura y es la líder del grupo porque sabe mantener la cabeza fría en todo momento y tomar la decisión adecuada en cada ocasión. Incluso su madre ha contado a un medio que acude siempre a su hija Kim cuando necesita un consejo. 

Kim es la salvavidas y la que mejor sabe aportar tranquilidad, sosiego, consejos y comfort. Y eso que ahora mismo la empresaria no pasa por su mejor momento con el divorcio de su marido, Kanye West. 

«Kim siempre es mi chica, la persona a la que acudo cuando me siento más necesitada. Siempre que nos pasa cualquier cosa, [todas] vamos en su busca porque es la más serena de la familia, la que continuamente analiza lo que ocurre y encuentra la mejor solución. Kim es nuestra chica para todo», explicó Kris Jenner.

Ahora mismo Kim Kardashian está plenamente volcada en sus hijos. No quiere que sufran con el divorcio de sus padres. Por este motivo ha llevado a cabo una nueva locura. La influencer ha creado detrás de casa una pequeña ciudad. “Lil Hidden Hills”, una ciudad a la medida de sus pequeños herederos, que cuenta con un castillo de Lego, un exclusivo Starbucks y hasta su propia tienda de KKW Beauty, la línea de maquillaje que la celebridad lanzó en 2017. Precisamente, de ellos ha compartido su última publicación en Instagram. Los pequeños viven con ella en su mansión. La última imagen de estos con un look muy veraniego ha triunfado en las redes sociales con nada más y nada menos que 3,6 millones de likes.

En la miniciudad que cuenta con una sola calle principal se puede visitar un restaurante inspirado en aquellos americanos de la década de 1950, un supermercado y una pastelería. Además de un cajero, una torre de vigilancia y una estación de bomberos, para dar una sensación de vivir en el mundo real, claro está como lo perciben sus hijos.