Impacto con la cintura de Kim Kardashian en su último selfie delante del espejo: “¿Te has quitado costillas?”

Kim Kardashian preocupa a sus seguidores tras mostrar una cintura visiblemente más delgada

Kim Kardashian continúa con sus compromisos profesionales mientras lleva a cabo el divorcio con Kanye West, algo ya insalvable aunque lleve todavía puesta la alianza, como se puede ver en sus fotografías. «Estaba guardando este vestido para las vacaciones, pero supongo que es por el gramo«, escribe la empresaria junto a una fotografía donde posa ante el espejo con un sensacional vestido de retales muy veraniego. Sin embargo, hay que haber hecho bondad con la operación bikini para meterse ahí dentro, y es que tienes que tener una cintura de avispa.

La influencer ha mostrado que le sienta bien. Sin embargo, no se ve una pieza muy cómoda. Todo puede ser porque Kardashian tenga muchos glúteos. Una parte de su cuerpo que se habría operado, a pesar de los esfuerzos en el gimnasio. Pero no es la única zona que habría pasado por quirófano.

Sus seguidores se han alertado por el tamaño de su cintura. Extremadamente delgada. Kim Kardashian tendría demasiada fijación con su cuerpo, y aunque no hay nada confirmado, la empresaria podría haberse quitado las famosas costillas flotantes. Lo que se conoce como una remodelación costal. De hecho sus fans se lo preguntan en la misma publicación: «¿Te has quitado costillas?»

¿Qué es la remodelación costal?

La remodelación costal o eliminación de costillas flotantes es un procedimiento de cirugía estética que tiene como finalidad mejorar la forma de la cintura.

El objetivo de este tipo de intervención es afinar el contorno corporal de una mujer que, por motivos personales, considere que su cintura no está lo suficientemente definida.

El proceso consiste en la extracción de las costillas flotantes cuando estén anormalmente bajas, muy salidas o en pacientes cuya longitud del tronco es más bien corta.