Kim Kardashian paraliza Instagram con foto de 1996. Parece otra persona

Kim Kardashian sorprende a sus seguidores en medio de su tormentoso divorcio con una fotografía de su adolescencia

“Quizá el planeta necesitaba un respiro. Quizá todos necesitábamos un respiro. ¿Será este el reset del que habla todo el mundo? Digamos que sí”, escribe Kim Kardashian en su última publicación de Instagram. La empresaria se encuentra haciendo balance de su vida, en medio de la posible y cada vez más evidente ruptura con Kanye West. Kardashian está dispuesta a empezar de cero. Y es que llegan tiempos de cambios para la empresaria.

Acaba de cumplir 40 años; tras 20 temporadas y 14 años en antena cierra Keeping up with The Kardashians, el reality show al que le debe todo; rompe su matrimonio de seis años con el músico, diseñador y predicador Kanye West, el genio atormentado que se convirtió en su Pigmalión; y vende a Coty el 20% de KKB, su negocio cosmético, por 200 millones de dólares

Sin embargo, Kim Kardashian no se queda sin negocios. Después del fin de su reality firma un contrato secreto con Disney y además estrena podcast en Spotify sobre justicia criminal. Según fuentes cercanas, lo mejor que puede hacer Kim Kardashian es darle carpetazo a Kanye West tras sus trastornos de bipolaridad que perjudicaban seriamente su imagen y su salud.

Desde que el rapero confesó su trastorno bipolar en 2018, se han sucedido episodios que han podido poner palos a su máquina de hacer dinero: broncas en Twitter, la revelación de los deseos de abortar de Kim, acusarla de querer ingresarle en un psiquiátrico y el colofón de su candidatura fantasma a las elecciones.

Le costó nueve millones de dólares y lo hizo sin consultar al clan. “Nadie entiende por qué Kanye se niega a tomar la medicación que lo equilibraría”, desvelan voces sin nombre en la prensa. El divorcio entre ambos no será nada sencillo y es que hay mucho dinero en juego más allá de la custodia de sus cuatro hijos. Se habla de una ruptura milmillonaria.

Ahora mismo Kim Kardashian ha querido tirar de recuerdos y ha encontrado una fotografía de cuando iba al instituto, en 1996. Pocas veces habíamos visto a una Kardashian tan natural y normal. Con el peinado y el vestido de la época, Kim sorprende a todos sus seguidores. Ya era bella antes de convertirse en toda una celebridad y en una de las mujeres más ricas del mundo.