Kim Kardashian pasa las Navidades en este hotel de superlujo

La foto familiar de Kim Kardashian en un hotel solo para los más ricos

Kim Kardashian
Kim Kardashian

Kim Kardashian y su familia pueden presumir de ser una de las familias más ricas entre las celebrities mundiales. Fue la madre de todas ellas, Kris Jenner la que vio en la televisión una oportunidad única para convertiré en millonarias.

Es cierto que la familia Kardashian ya había crecido en un entorno más que favorable teniendo en cuenta que el marido de Kris, Robert Kardashian era un prestigioso abogado de Los Ángeles.

Sin embargo, la vida de Kim, Kourtney, Khloé, Kendall y Kylie cambió por completo el día que empezaron las grabaciones del reality Keeping Up With The Kardashians.  Partir de entonces pasaron de ser una familia más que adinerada a ser estrellas del panorama televisivo y auténticas celebrities mundiales.

Las navidades para millonarios de Kim Kardashian

Si bien es cierto que cada una de ellas tiene su particular público así como sus negocios, todas acaban formando un clan de celebrities. Una familia que, pese a los muchos enfados (todos ellos obviamente grabados por las cámaras del show), sigue estando muy unida.

Y la foto que recientemente ha colgado Kim en su Instagram es una muy buena prueba de ello. Una foto en la que aparecen casi todos los miembros del clan (tan solo falta Kylie) posando en uno de los idílicos rincones del Hotel Edgewwod del lago Tahoe, en Nevada.

Un hotel de superlujo al que ya han acudido en muchas otras ocasiones y que, evidentemente, tan sólo esta al alcance de muy pocos. Las Kardashian no es que tengan precisamente problemas a la hora de pagar suites de lujo en hoteles solo para VIPS, y Kim lo demuestra con esta imagen familiar en la que deja muy claro que va a psar las navidades en familia.

Seguro que, teniendo en cuenta que no son precisamente una familia poco exigente la hora de reclamar las mejores atenciones allá donde duermen, en este hotel de superlujo les habrán preparado las mejores habitaciones. Al fin y al cabo, contar con las Kardashian es una publicidad más que buena.