La cantante Natalia Jiménez (OT) puede perder la custodia de su hija por “abusar de drogas, alcohol y calmantes”

La cantante española Natalia Jiménez sigue dando de qué hablar por su proceso de divorcio con Daniel Trueba

Natalia Jimenez
Natalia Jimenez

Los seguidores de Operación Triunfo se han quedado con la boca abierta al ver el último episodio polémico protagonizado por Natalia Jiménez, la cantautora española que acudió como juez invitada a la edición de 2020.

Una Natalia que se hizo famosa en su día por ser la vocalista del grupo La Quinta Estación y en los últimos años ha formado parte de diferentes programas musicales como La Voz o La Voz Kids.

Sin embargo, Jiménez no es precisamente noticia por sus dotes como cantante o por sus habilidades como coach, sino por su proceso de divorcio. Un divorcio que, al contrario de lo que ella y su ya ex parea, David Trueba, hubiesen deseado, no es que esté pasando precisamente desapercibido.

El lío de Natalia Jiménez

Fue hace dos semanas cuando Jiménez compartió un comunicado a través de sus redes sociales dejando muy claro que el divorcio no era precisamente un rumor: “Para evitar y reducir cualquier tipo de especulación, he decidido hacerle frente a los rumores y confirmar mi proceso de separación matrimonial del señor Daniel Trueba. Normalmente llevaríamos todo este proceso en privado, pero dado a que soy una persona pública, es mejor exponeros este tema directamente a vosotros, como público, que siempre me habéis apoyado a través de los años y habéis estado pendientes de todas mis alegrías y tristezas. Efectivamente desde hace ya varios meses había tomado esta determinación, pero creí conveniente anunciarlo cuando todo se acomodara de forma óptima para nuestra hija Alessandra.”, apuntó.

Un divorcio en el que, como apuntan en medios como Infobae, las dos partes ya están empezando a acusarse mutuamente de no ser precisamente padres ejemplares. Como apuntan en el citado medio haciendo referencia al programa Ventaneando, Trueba acusa a Natalia de “abusar de drogas, alcohol y calmantes”.

Una acusación que también la ha hecho la propia Jiménez de Trueba. Así, parece ser que el juez al cargo de la decisión de la futura custodia de la hija de ambos ya habría solicitado una prueba de dopaje así como un análisis psicológico.