Plumas en la cama. Despertar de Georgina Rodríguez con todos las miradas ahí

La pareja de Cristiano Ronaldo, Georgina Rodríguez, y el detalle del que todos hablan en sus redes sociales

Georgina Rodríguez
Georgina Rodríguez

Georgina Rodríguez sigue viviendo ese sueño que siempre había querido vivir. Y es que su vida dio un giro radical el día en el que conoció a Cristiano Ronaldo. La española trabaja como dependiente en una tienda de ropa de lujo, y la conexión entre ambos fue brutal desde le primer momento, como apuntan desde el entorno de Georgina.

A partir de entonces, y tras unos meses conociéndose, Rodríguez se convirtió en la pareja de CR7, con quien ha formado una familia que, cómo no, lleva una vida de lujos al alcance de muy pocos.

La foto de Georgina Rodríguez

Y ella, cómo no, encantada. Tan sólo hace falta echar un ojo a su cuenta de Instagram, su mejor arma para segur ganando fama y seguidores, para ver lo feliz que le hace a Georgina las joyas, los vestidos de diseñadores de alta costura, los jets privados, los yates, los cochazos…está viviendo un sueño.

Un sueño que comparte con sus seguidores precisamente a través de Instagram, donde sus followers pueden verla en todo tipo de situaciones y siempre (o casi siempre) con el glamour que intenta desprender.

Sin embargo, de vez en cuando, aparecen por sus redes una serie de trolls o de haters que no hacen otra cosa que intentar (sin suerte en muchos casos) devolver a Georgina a la tierra.

Y ahora lo han hecho en su última foto, en la que muchos de sus haters se han fijado no tanto en las plumas o las joyas que luce la española, sino en sus cejas, que muchos consideran que no están tan perfiladas como en ella es habitual.

Obviamente, como suele ser costumbre siempre que sus haters entran en acción, la pareja de Cristiano Ronaldo ha optado por no hacer ni el más mínimo caso a este tipo de comentarios. Prefiere seguir centrada en vivir la gran vida que está viviendo desde que conoció a su querido Cristiano, al que le muestra de forma continua a través de las redes lo mucho que quiere.