Sara Carbonero pone en riesgo su salud con imprudencia captada por fotógrafo

La esposa de Iker Casillas, la WAG Sara Carbonero, genera controversia con esta foto publicada en Instagram

Sara Carbonero
Sara Carbonero

Sara Carbonero hizo saltarlas alarmas hace solo unos días cuando se supo que había pasado por el quirófano. Fue una noticia inesperada que dejó muy preocupados a sus fans. Además, Carbonero es una persona que solo da informaciones sobre lo que le interesa, y prefiere guardarse las malas noticias para ella, reservando para sus seguidores solo las cosas maravillosas y “bonitas” de esas que generan solo comentarios positivos.

No obstante, no hizo falta que Carbonero lo explicara. Los medios se hicieron eco rápidamente de su entrada en el hospital. Y lo que es mejor: no tardó en recibir el alta y ponerse de nuevo a trabajar. Pronto pudimos ver de nuevo imágenes de la WAG en el estudio de Radio Marca, donde viene colaborando de un tiempo hacia aquí.

Sara Carbonero
Sara Carbonero

Sara Carbonero vuelve al trabajo

Y no solo eso. Sara también se encuentra inmersa en sus campañas publicitarias, que le proporcionan una importante parte de sus ingresos. Con 2,8 millones de seguidores, la toledana es de las más solicitadas por las diferentes marcas de moda.

Pero atención, porque uno de los últimos trabajos que ha realizado ha generado cierta controversia entre sus seguidores y algunos internautas en general. Y el asunto tiene que ver con la pandemia del COVID-19.

Sara Carbonero no se protege

Todo ha empezado cuando Sara ha colgado en su cuenta de Instagram las imágenes de su última campaña publicitaria. En ellas Carbonero luce un look con algunas de las tendencias actuales, que completa con un pañuelo actuando a modo de mascarilla, en una elección que ha generado algunas críticas en la red.

Tal y como señalan en internet, el pañuelo no protege contra el coronavirus. Y teniendo en cuenta los problemas de salud a los que se ha enfrentado, la ‘it girl’ es una paciente de riesgo, con lo debería llevar una protección mayor. Además, aunque se traten solo de imágenes comerciales, son unos cuantos los que consideran que debería dar ejemplo.

Y peor todavía. Porque es la de Corral de Almaguer la que al final decide si se protege o no. Pero con ese pañuelo también está poniendo en peligro a los de su alrededor.