Shakira viaja a Miami para cerrar una operación de 16 millones de dólares que la enfrenta con Piqué

Shakira se intenta deshacer de su lujosa mansión de Miami, mientras graba su nuevo trabajo discográfico

Shakira retoma sus compromisos profesionales tras vivir su año menos productivo a causa de las restricciones por Covid. La cantante ha pasado todo un año en Barcelona, no obstante, ahora que los números han disminuido, la de Barranquilla ha cogido su jet privado para viajar hasta Miami, donde tiene que resolver varios compromisos, algunos profesionales y otros personales. La artista se encuentra grabando su último trabajo discográfico en el que se incluyen nuevas colaboraciones.

Sin embargo, el motivo de su viaje no es solo éste. Shakira se ha refugiado en Miami en medio de su última guerra con Hacienda tras ratificar que defraudó un total de 14,5 millones de euros entre los años 2012 y 2014. La cantante anunció serios problemas económicos hace varios meses cuando decidió vender los derechos de sus 145 canciones. Esta deuda con Hacienda solo haría incrementar su necesidad de conseguir liquidez para mantener su elevado tren de vida.

Shakira lleva años intentándose librar de una de sus propiedades. En concreto, su exclusiva casa de Miami. La mujer de Piqué se enamoró de esta casa en 2001. Pagó los 2,9 millones de dólares que le pedían por ella, aunque tenía que hacer una gran inversión en la reforma.

Después de la remodelación de los arquitectos Ben López & Associates y la decoradora Renata Lessa Bastos, y como la expone el sitio Guacamouly.com, la mansión ubicada en la privilegiada North Bay Road Drive, junto a vecinos tan famosos como J LoRicky Martin y Matt Damon, volvió a brillar.

La de Barranquilla siguió el estilo propio de las casas de los futbolistas. Elegante y minimalista. Una vivienda rectangular con grandes ventanales donde entra la luz construida en más de 850 metros cuadrados y separada en varios bloques unidos entre sí. Las dos plantas rodean un patio central con pisos de mármol, pizarra y calisa. En medio de la vivienda se encuentra la piscina y una zona chillout con amplio jardín.

La casa cuenta con seis dormitorios, todos ellos con baño. Cada uno decorado de una forma diferente. Y en la planta principal está el gran living con muebles de metacrilato y espejos.

El gran problema de Shakira

Actualmente esta casa está en venta por 16 millones de dólares. Pero parece que está gafada y no se la logra quitar de encima. Shakira y Piqué se han enfrentado en numerosas ocasiones por esta vivienda. La colombiana tiene ganas de vivir en Miami, pero el catalán se resiste a ello, ya que no quiere colgar las botas, y aunque lo haga quiere seguir con sus negocios y algún día, presidir el Barça.