Crisis en la relación de Cristina Pedroche y David Muñoz pone en jaque el matrimonio. “Están haciendo terapia”

Cristina Pedroche se confiesa y revela que no puede más. La colaboradora de 'Zapeando' hundida tras un año gris

Este 2020 ha sido especialmente difícil para todos. Más para aquellos que han perdido a un ser querido o el trabajo, algunos hasta las dos cosas, como Cristina Pedroche. En pleno confinamiento tuvo que despedirse de su abuela sin poder decirle adiós debido a las restricciones. Estos tres meses de cierre han provocado que tanto ella como su marido, David Muñoz, opten por cerrar uno de sus mayores sueños, StreetXo Londres, con el fin de poder salvar al resto. 

Cristina Pedroche es sinónimo de la alegría personificada, sin embargo, después de un año de pandemia, con todas sus consecuencias, la vallecana ha sufrido un importante desgaste y ya no puede más. Ni sus numerosos proyectos ni el amor hacia David Muñoz la ayudan a remontar. Pedroche se ha venido abajo. 

La fuerza que demuestra Cristina Pedroche a veces flaquea y está en todo su derecho. Es uno de los rostros más reconocidos de la televisión y eso comporta que reciba numerosas críticas constantemente. A veces ha estallado y las ha tenido que hacer públicas para que todos sus seguidores vean la presión a la que la someten. “No soy de piedra. Yo llevo una mochila con muchísimas críticas cada día. Hay un día que estallo, me afecta todo, me planteo que tienen razón y pienso cosas horribles”, reconoce la presentadora. 

Pese a ello, sabe revalorarse y no caer en los pensamientos negativos y autodestructivos: “Yo amo a mi cuerpo. Es el que tengo, el que cuido, el que mimo. No me escondo. Lo trabajo muchísimo por dentro y por fuera. Estoy mejor que nunca. Yo me veo divina. He enseñado celulitis y estrías. Nadie me obliga a ponerme una ropa u otra. Yo decido”, reivindica.

Ante esta situación que estamos viviendo, Cristina Pedroche cuenta que “de todo se sale. Es una mierda. Yo estoy triste y depresiva porque es una mierda. Pero lo importante es la actitud”, confiesa la presentadora. Estas declaraciones han preocupado a su entorno más cercana, especialmente a David Muñoz, quién también está pasando por una situación similar. Ambos son socios de los restaurantes al 50%. El chef ha sido el gran apoyo de la colaboradora en sus momentos más difíciles, sin embargo esta situación habría provocado una importante crisis en el matrimonio. Fuentes cercanas revelan que «están haciendo terapia para salvar su matrimonio».