Ex presentadora de TV3 desmonta al marido de Cristina Pedroche

David Muñoz, marido de Cristina Pedroche, recibe duras críticas tras mostrar su versión de una paella y titularla "paella madrileña"

David Muñoz, marido de Cristina Pedroche, es uno de los cocineros más reconocidas a nivel nacional. Cuenta con tres estrellas michelin y fue el chef más joven en conseguirlas. Cuenta con un emblemático restaurante en la capital, DiverXo, con un menú que supera los 300 euros por persona. Más recatado esta la opción de StreetXo, un local de tapas más juvenil con el que degustar la cocina de Muñoz a un precio más económico. Y luego hay una selección de platos que se pueden tener en casa tanto en Madrid como en Barcelona con GoXo, todo un éxito en ambas ciudades. Sin embargo, una vez que se prueba la comida tan especial de Dabiz, algunos salen algo desencantados y es que las expectativas suelen ser máximas, pero a veces no se cumplen.

La presentadora Carolina Ferre no se ha quedado callada y ha mostrado su desaprobación con uno de los platos de David Muñoz. Éste publica en sus redes sociales una imagen de su paella, a la que bautizaba como «paella madrileña» y eso una valenciana como Ferre no lo iba a consentir.

 Una receta que lleva, según explica, «salmonetes al vapor y caviar brevemente asado al sarmiento, sofrito de guindillas ahumadas y caldo de las espinas del salmonete con vino de jerez y pieles de yuzu».

No solo le criticaron por llamar a eso «paella«, sino que el cocinero se rebotó con todos los comentarios de Twitter, donde le acusaron de servir paella en su restaurante. «Nivel de inteligencia media de Twitter: La gente pensando que servimos paellas en DiverXo», escribe.

Muchas personas se han sentido ofendidas por su comentario y Ferre ha querido responderle. «Este xic no sap el què ha fet…una comparació què ens toca lo més profund … No passa res, no feu sang!! Ha sigut desafortunat però n hi han de pitjors… 🙃Queda convidat amb la pedroche al #paelladellenyapatots«, escribió la presentadora haciendo referencia a las desafortunadas palabras de Muñoz.