Iker Casillas frena fotos comprometedoras para Sara Carbonero

La enésima polémica que rodea a la pareja formada por Iker Casillas y la periodista Sara Carbonero

Sara Carbonero e Iker Casillas
Sara Carbonero e Iker Casillas

No es que sea precisamente un secreto que la relación de Iker Casillas y Sara Carbonero lleva ya muchos tiempo en el punto de mira. Una relación que, para muchos, parece estar muy lejos de cómo estaba hace unos años, cuando todo era amor y cariño.

Pese a que ninguno de los dos ha apostado por salir a desmentir los cada vez más rumores de crisis, la bola de nieva se va haciendo cada vez más grande. Desde las declaraciones de Iker hace unos meses apuntando que no había estado con Sara todo el tiempo que la periodista hubiese necesitado durante sus peores momentos a una vuelta a Madrid que, según muchos, no está siendo precisamente idílica.

Iker Casillas mueve ficha

Hay quien, con ganas de defender a la pareja, asegura que Iker y Sara no han sido precisamente nunca una pareja que haya optado por hacer de su relación y de su amor algo público.

Ante este tipo de argumentos, tampoco son pocos los que recuerdan, de hecho, cómo se hizo pública la relación y las muchas veces que los dos se dejaron ver en público sin problema durante sus primeros años de relación.

Ahora que ahora ya no ocurre. Si bien es cierto que de vez en cuando, como ocurrió en el reciente cumpleaños de Sara, Iker la felicitó a través de las redes, cuesta mucho encontrar una foto de los dos juntos en ellas.

Es más, parece ser que, ahora que muchos paparazzi están muy pendientes de su día a día y que se publican fotos en las que aparecen solos, la pareja habría pedido, cuentan, a sus conocidos y amigos en la prensa que intentaran rebajar el rumor y que no dieran precisamente bola. Así, el comentario de Isabel Jiménez «Pero cómo sois de bonitos» ha sido interpretado por muchos como un capote a la pareja.

Falta saber hasta qué punto los dos están dispuestos a seguir estando o no en el punto de mira. Si bien han sido, especialmente desde que se marcharon a Oporto hace unos años, una pareja que no ha querido entrar en el mundo de la prensa rosa, parece que ahora ya se han convertido en personajes habituales en muchas tertulias.