Iker Casillas pagó dinero para tapar fotos, vídeos y mensajes que fulminan a Sara Carbonero

Iker Casillas y Sara Carbonero toman caminos separados. Gustavo González cuenta que el exguardameta intentó frenar algunos temas con su dinero

Iker Casillas y Sara Carbonero anunciaron el pasado fin de semana su ruptura. Terminaron de esta forma con meses de especulaciones y rumores, no obstante, no se han librado de la prensa, todo lo contrario. La periodista y el exfutbolista ya dejaron claro que su comunicado lanzado en sus respectivas redes sociales serían las únicas palabras que concederían a la prensa sobre su separación. No son momentos agradables y son conscientes de que se avecinan tiempos difíciles.

‘Sálvame’ es el primer programa que ha empezado a hablar largo y tendido de las posibles razones de esta ruptura. Dejaron caer que entre ellos la relación estaba tocada desde hace años. La decisión de irse a vivir a Oporto lo cambió todo. La toledana pidió una excendencia en el trabajo justo cuando estaba en su mejor momento. Desde entonces nada volvió a ser igual. Desde hace dos años la pareja dormía en habitaciones separadas.

El programa de Telecinco empieza a sacar a la luz supuestas infidelidades del exguardameta a la periodista, algo que creen que ella ya sabe y es consciente de ello. Según Gustavo González, que finalmente hizo pública la entrevista que le concedió Iker Casillas el año pasado, el exguardameta tiene un gran poder económico e influencias y habría conseguido parar el tema.

En la conversación, Iker Casillas ya deja en evidencia que su matrimonio no funcionaba. El madrileño decidió hablar con el paparazzi justo cuando éste le llamó y le contó que sabía cosas sobre su matrimonio. González dejaba claro que a Iker Casillas le ha costado mucho tapar algunos de sus secretos para que estos no vean la luz. Sin embargo, tal y como contó Belén Esteban, si lo hacía para proteger a su entonces pareja, ésta es muy lista y sabía más de lo que el padre de sus hijos pensaba.

Los colaboradores de ‘Sálvame’ ya anunciaron que la relación estaba tocada de mucho antes. Hace un par de años tenían pensado separarse, sin embargo los baches de salud que sufrieron ambos retrasaron sus planes. Han encontrado el mejor momento para hacerlo. Antes de regresar a Oporto, Iker Casillas ya compró un piso en la calle Pintor Rosales, donde vive completamente solo.

Según Belén Esteban, toda esta información que Iker Casillas intentó tapar en el pasado podría ver la luz ahora. En estos meses seguro que sale el nombre de alguna que otra mujer del pasado, anuncian.