Isabel Pantoja sale de Cantora para evitar ir a la cárcel. Reunión secreta en Sevilla en las últimas 24 horas

Isabel Pantoja pierde a una nueva amiga por la importante deuda de 76.000 euros que le debe desde hace siete años

Isabel Pantoja está repleta de frentes abiertos. La tonadillera acapara todos los medios de comunicación todas las semanas con una noticia nueva. Hace tan solo unos días rompía su silencio y opinaba que su hijo había empezado esta guerra mediática solo por dinero. El DJ contraatacó y la llamó ruin y rastrera. Son muchas las personas que se han sumado al carro y no han hablado precisamente bien de la tonadillera. A esto se le suman varias deudas, incluso problemas con la Fiscalía.

La cantante se ha puesto de nuevo en el punto de mira por la deuda que tendría con la quiosquera y que asciende a 76.000 euros, una deuda que arrastra desde hace siete años y que finalmente ha acabado en los juzgados. Precisamente este asunto tiene una novedad, ya que este martes será el día en el que los abogados de la artista den un paso al frente, tal y como ha explicado Antonio David Flores en ‘Sálvame‘.

«El abogado de Isabel Pantoja y el abogado de la quiosquera se van a encontrar en Chiclana. Va a haber un acto de conciliación, van a negociar esa cantidad que le reclama de 76.000 euros. Ninguna de ellas están obligadas a aparecer allí«, ha dicho el colaborador del programa vespertino. 

Isabel Pantoja sabe perfectamente que tiene muchos frentes abiertos y no le convienen más problemas con la justicia. Aunque la quiosquera y ella siempre han sido muy amigas, el no recibir ni un solo euro de la cantidad en siete años le llevó a hartarse y denunciarla. Han sido amigas durante más de 40 años y por ello desea que todo se arregle y cada una pueda seguir con su vida, eso sí, con las cuentas saldadas.

Según fuentes cercanas, Isabel Pantoja estaría totalmente hundida. No solo se ha quedado sin apoyos, sino que además su situación económico es realmente mala. Cada vez son más las personas que le están dando de lado, como Luis Rollán, quién sentenció el pasado fin de semana su relación con la tonadillera. Ésta se refugia en Cantora, donde cuida de su madre enferma.