Kim Kardashian estrena cuerpo en bikini. Foto en el paraíso

Kim Kardashian se va de vacaciones a México junto a sus hermanas en medio de la polémica de su ruptura con Kanye West

Kim Kardashian y Kanye West podrían anunciar su divorcio en breve. Desde estas pasadas Navidades, el matrimonio hace vidas separadas. Él se encuentra en el rancho y ella en casa con sus hijos. No obstante, de momento ninguno de los dos se ha pronunciado sobre los rumores que les rodean. Los dos estarían preparando el divorcio con sus respectivos abogados. La empresaria no aguanta más la situación. Son constantes las disputas debido a su trastorno de bipolaridad y le ha hecho pasar muchas situaciones vergonzantes.

Sin duda este divorcio sería el más sonado y el más caro de la historia. Aún podría volver incluso el reality de las Kardashian para narrar estos episodios de sus vidas. Tras sus seis años de relación, la pareja ha creado un imperio en común que supera los 2.000 millones de euros, una jugosa cifra que tendría que ser repartida tras el divorcio.

Desde hace meses se sabe que las cosas no están bien entre ellos. De hecho, él ya nunca aparece en las fotografías de Kim Kardashian. Ella está volcada en el cuidado de sus hijos y en todos sus compromisos profesionales. Recientemente festejaba los 200 millones de seguidores en redes sociales.

Desde la nefasta aventura presidencial del rapero en las elecciones norteamericanas hasta las denuncias de su expareja, Amber Rose, pasando por los falsos rumores de una relación sentimental con el influencer y maquillador Jefree Star, han hecho que el matrimonio se vaya a pique.

Una fuente cercana a la pareja cuenta que “ella ya ha tenido suficiente y le ha contado que quiere un poco de espacio para resolver su futuro. Él está bien. Está triste, pero bien. Sabe que lo inevitable sucederá y sabe que pasará pronto”, ha señalado la revista americana.

Las Kardashian en el paraíso

Se han reído mucho de Kylie Jenner por la fotografía que publicó de su ducha, donde apenas salía el chorro de agua. Con el dinero que siempre aparenta tener, enseñando todos sus lujos, a sus fans les extrañaba que tuviese esa nula presión en el baño. La empresaria leyó todas las críticas porque para su suerte o su desgracia se hizo viral en todo el mundo, pero no ha querido contestar a ninguna de ellas. La Kardashian lo ha hecho publicando sus nuevas vacaciones.

No entendemos cómo pudo acabar el reality de Las Kardashian si tienen mil historias para contar. Kylie se fue con Kendall Jenner de vacaciones junto a unos amigos a México, después de haber estado esquiando en Aspen hace dos semanas, también las dos juntas. No hay Covid ni restricciones que fastidien la vida a todo tren de las Kardashian, como si el mundo no fuese con ellas.

De acuerdo con reportes del portal de entretenimiento E! News, Kylie viajó a las playas de Costa Careyes en Jalisco, México. La estrella de “Keeping Up With The Kardashians” compartió en su cuenta de Instagram fotos de ella disfrutando los baños de sol e incluso tomando micheladas.

“Sol, solecito, calientame un poquito”, “De ensueño” y “¿Michelada?”, fueron las descripciones que la empresaria utilizó en las numerosas imágenes que compartió de su viaje. Compartió fotografías y vídeos de un precioso atardecer, donde se le pudo ver su increíble cuerpazo es bikini.

Todos se divirtieron mucho relajándose y pasando el rato. Tomaron muchas fotografías y disfrutaron de las impresionantes vistas durante su estadía. Nunca abandonaron la propiedad y comieron en una de las terrazas con vista al océano. Fue un viaje rápido, pero se divirtieron mucho bajo el sol y estuvieron en un lugar hermoso”, reveló una fuente al portal estadounidense.

El grupo se hospedó en una mansión llamada Ocean Castle-Sol del Oriente. Como no podía ser de otro modo, esta mansión lo tiene absolutamente todo. No hace falta salir de ella para disfrutar.

Todas las suites tienen acceso a una alberca infinita de 360 grados alrededor del castillo, funicular privado a la torre, amplia palapa de sala y comedor así como servicios de spa. Aunado a esto, el personal conformado por un mayordomo, un chef y una empleada de limpieza tienen sus propias habitaciones.

Según la página web del Ocean Castle, el costo de estadía por noche asciende a 5,622 USD.

Junto a ellas también se encuentra Kim Kardashian, quién esta publicando posados de infarto en la lujosa piscina con un exterior totalmente natural, alejadas de todo. Su fotografía en bikini se ha viralizado en las redes sociales.