Photoshop al límite de Pilar Rubio descubre verdadero cuerpo

Pilar Rubio se realiza una sesión de fotos en la nieve y sus seguidores pillan el retoque

Tras el descanso de vacaciones de ‘El Hormiguero’, Pilar Rubio regresó el pasado martes al espacio con su sección de tendencias. La colaboradora venía entusiasmada pero se llevó una mala respuesta de Pablo Motos. Presentó unos vestidos que para el presentador el look de esta ocasión era “indefendible”. 

“No hables, no digas nada”, pidió al presentador y al invitado de la noche y guionista del programa mientras sonaba la música que había preparado DJ Valdi para su pase. Nada más verla entrar en el plató Pablo Motos no lo dudó: «¿Puede ser que sea el look más inútil de la historia?”. A Pilar Rubio se le cayó todo al suelo, metafóricamente hablando. 

La mujer de Sergio Ramos combinó un bañador de punto, un cárdigan XL y una bufanda, una combinación que incluso ella defendió como “indefendible”, apoyando a su jefe. «No digo que no te quede bien porque todo te queda bien», animó Pablo Motos a Pilar Rubio. «En el fondo es una chulada», trató de convencer Pilar Rubio a Pablo Motos. 

Pero mucho más triunfó con su última publicación en Instagram. Cuando todos creían que Pilar Rubio no iba a hacer un posado en la nieve en condiciones se equivocaban. Ha esperado a que todos los famosos hiciesen el ridículo siguiendo a Cristina Pedroche, quién posó totalmente desnuda en la nieve, para darle elegancia a una estampa tan bonita como la que tuvo Madrid el pasado fin de semana.

La colaboradora salió a la nieve para tomarse una sesión de fotos con el exclusivo vestido de novia que guardaba en su armario desde su enlace matrimonial en 2019. Se trataba de un vestido blanco con escote en V, diseñado por Zuhair Murad, que estaba repleto de pedrería y bordados. Aunque el vestido generó diversas opiniones, lo llamativo fueron los complementos: melena recogida en trenzas que asomaban por los laterales del velo y un ramo de flores de color negro. 

No había mejor oportunidad que ésta para darle otro uso y retratarse con el. El fenómeno provocado por la borrasca Filomena ha sido histórico. No había nevado de esta forma desde hace 40 años, según los expertos. Para ella el día de su boda también fue histórico, y quiso retratar ambos momentos. 

No ha sido la única instantánea de esta sesión que ha enseñado a sus seguidores. Si ha posado de impoluto blanco, Pilar Rubio no podía olvidar sus raíces, su afición por el heavy metal. Le hacía un tributo con una capucha negra y un body del mismo color acompañada de dos de sus perros a los que llama «lobos».

En esta publicación se la veía entre sexy y malvada, pero las redes sociales se han dado cuenta de la cantidad de retoques que tenía esta sesión. Por ejemplo, en su última fotografía se puede intuir un recorte de la cintura. Si nos fijamos bien en la imagen a la mitad de su cuerpo pierde el brillo y cambia de color, es como si fuesen dos imágenes separadas. Esto es para adelgazar la cintura de la colaboradora. No es la primera vez que le retocan sus fotografías para enseñar una belleza que no tiene y es que aquí nadie es perfecto.