Pilar Rubio y Sergio Ramos contactan con Iker Casillas: última hora de Sara Carbonero

Pilar Rubio y Sergio Ramos reciben la llamada de Iker Casillas comunicándoles la última hora sobre el estado de salud de Sara Carbonero

Parece que las malas noticias nunca vienen solas. Sergio Ramos preocupó a sus seguidores tras pasar por quirófano de manera imprevista por unos problemas en su rodilla. El capitán del Real Madrid quiso tranquilizar a sus fans con un mensaje en las redes sociales. “¡Hola a todos! todo va según lo previsto. Pensando ya en ponerme a trabajar y en volver cuanto antes. Muchas gracias por vuestros mensajes de cariño”.

“Al final me ha tocado pasar por quirófano, a nadie le gusta estar en esa situación, pero era recomendación médica y no me quedaba otra”, ha seguido explicando el de Camas desde un llamativo sofá en color buganvilla. Esto surge en medio de la incertidumbre sobre su futuro. En pocas semanas, el andaluz deberá tomar una decisión y hacerla pública. El Real Madrid ya ha hecho la oferta y le ha trasladado sus ganas de que se quede en el club. Ahora la pelota está en el tejado del capitán. En caso de abandonar el Real Madrid, Ramos quiere seguir algún año más en el terreno de juego y ya habría recibido varias ofertas.

Sin embargo, todos estos pensamientos han quedado en un segundo plano cuando han recibido una llamada de Iker Casillas. Sergio Ramos y Pilar Rubio son muy amigos del exfutbolista y su mujer. Precisamente, éste les informaba del estado de salud de Sara Carbonero.

La toledana ingresaba de urgencia en la Clínica Universidad de Navarra en Madrid tras sufrir una recaída de su enfermedad. La presentadora acudió un par de días después de su cumpleaños al hospital para someterse a un examen rutinario, las pruebas no fueron satisfactoria y los médicos valoraron que era mejor intervenir de nuevo.

Tal y como adelanta ABC, esta operación habría sido un «contratiempo inesperado del que está recuperándose». El entorno de la presentadora habría confirmado su optimismo esperando que en unos días «pueda volver a su vida normal». Junto a ella se encuentra en todo momento el exfutbolista. Con este gesto deja claro que una ruptura en estos momentos es totalmente falsa. La pareja se vuelve a unir ante la adversidad.