Sara Carbonero cambia su vida en Madrid tras la separación de Iker Casillas

Sara Carbonero promociona su nueva colección de ropa junto a Isabel Jiménez, su proyecto más ilusionante en esta nueva etapa

Sara Carbonero
Sara Carbonero

Parece que Iker Casillas y Sara Carbonero ya han cerrado una etapa de sus vidas. El exguardameta y la periodista comunicaron su ruptura, un secreto a voces que se expandió por los medios de comunicación. La expareja llevaba alrededor de dos años planeando tomar caminos separados, sin embargo las enfermedades de ambos complicaron sus inteciones. La toledana ha demostrado en sus redes sociales y en su día a día ser una mujer completamente nueva, renovada y empoderada. En cambio, el deportista todo lo contrario. 

Iker Casillas intenta aparentar normalidad. Se muestra feliz en su día a día, pero la realidad es bien distinta. Este domingo ha publicado una imagen que ha descolocado a todos sus seguidores. Una fotografía de su rostro, lo que en el idioma millenial se llama selfie. El madrileño detona cansancio en su rostro y malestar. Desde que comunicó su ruptura con Sara Carbonero, incluso desde que se comenta que hacían vidas separadas, Casillas ha envejecido drásticamente. Su rostro presenta muchas más arrugas. 

Además, los ojos se le ven algo vidriosos. ¿Cansancio o profunda tristeza? Iker Casillas intenta seguir con su vida, pero no puede olvidar a Sara Carbonero, y menos viéndola a menudo. La semana pasada acudieron juntos a los juzgados de Pozuelo de Alarcón para temas relacionados con su separación y esto no ha hecho más que recordar heridas abiertas. El deportista sufre y mucho. En más de una ocasión ha reconocido abiertamente sentirse culpable de todo. 

Sus seguidores se dan cuenta que algo no va bien. Lo ven más mayor y le animan. «Se me parte el corazón», «vaya cara Casillas», entre otros comentarios. 

Sara Carbonero cambia de vida sin olvidarse de Iker Casillas

Sara Carbonero no deja de tontear con Iker Casillas en redes sociales. En esta última publicación le escribía una luna. Y él le contestaba con un ‘me gusta’. Entre ellos demuestran diariamente que existe una muy buena relación. Ahora mismo, la toledana se centra en sus compromisos profesionales para olvidar estos duros momentos. El trabajo la ha ayudado a seguir adelante. Está volcada con su programa semanal de radio y con su colección de ropa junto a Isabel Jiménez. A la periodista se la ve muy feliz, aunque no quiere atender a los medios.

Aunque hayan vendido su firma de ropa al grupo Tendam, ellas siguen ocupándose del control creativo. Ya han lanzado su nueva colección primavera verano y las opiniones no pueden ser más positivas. Ambas lucen en sus redes sociales algunos de los modelitos que han creado. Sara Carbonero muy optimista e ilusionada, como se puede intuir de sus profundas reflexiones en Instagram. Tanto para este proyecto, como para su amiga, solo tiene palabras de admiración y reconocimiento. Su nueva vida en Madrid le llena mucho más que aquella que tenía en Oporto, la que acabó con su matrimonio.