Sara Carbonero e Iker Casillas dormían en habitaciones separadas en Oporto: todo lo no contado de la doble vida más sonada de España

Sara Carbonero e Iker Casillas comunican en sus redes sociales la decisión de separarse

Sara Carboner e Iker Casillas
Sara Carboner e Iker Casillas

Iker Casillas ha terminado con todo tipo de especulaciones y rumores. El exfutbolista ha sido el primero en confirmar la ruptura con Sara Carbonero. La pareja ha publicado en sus respectivas redes sociales un escrito que ya tenían preparado desde el mes de febrero, cuando ABC adelantó la noticia.

«Tanto Sara como yo nos sentimos enormemente orgullosos de la familia que somos y de haber podido compartir un amor que nos ha llenado de felicidad durante todos estos años de unión. Hoy nuestro amor de pareja toma caminos distintos pero no lejanos puesto que seguiremos juntos en la maravillosa tarea de seguir siendo padres dedicados como hasta ahora lo hemos hecho. Es una decisión muy meditada y que tomamos de mutuo acuerdo.

El respeto, el afecto y la amistad permanecerán siempre. Nuestra prioridad es desde el cariño y el compromiso, compartir el bienestar y la educación de nuestros hijos y protegerlos para que crezcan en un entorno estable y saludable.

Con estas palabras pedimos que por favor se respete nuestra intimidad en este momento de cambio. Estas serán las únicas palabras públicas que realizaremos en el presente y en el futuro. Muchas gracias por vuestra comprensión», ha escrito Iker Casillas en su cuenta de Instagram. 

Tal y como reza el escrito, la ya expareja no hará ningún tipo de declaración al respecto. Sara e Iker han elegido la misma fotografía, una en la que ambos aparecen juntos y sonrientes demostrando que fueron muy felices y que a pesar de la actual situación, la ruptura ha sido de mutuo acuerdo y permanecerán unidos por sus hijos. 

Este rumor, que por fin ha cobrado veracidad con la confirmación de sus protagonistas, ya circulaba por los medios hace un par de años. Sara Carbonero e Iker Casillas tenían todo hablado para separarse, pero el ictus de él y el cáncer de ella hicieron que ambos se unieran nuevamente pospusieran sus planes. Sin embargo, la pareja no se sostenía. El exguardameta confirmó hace unos meses que no había estado todo el tiempo que debía con la periodista durante la enfermedad de ésta. Se siente culpable del fin de su relación, pero es mejor así para no seguir haciéndose daño.

Como ya informamos en este medio, la relación de Sara Carbonero e Iker Casillas se resintió cuando la periodista aceptó ir a vivir a Portugal y dejar toda su vida de lado. Pidió una excedencia en Mediaset cuando estaba en su mejor momento profesional. Iker y Sara tenían muchas discusiones y personas cercanas a la ya expareja, declaran que hacían vidas separadas en Oporto. Los últimos años durmieron en habitaciones separadas lo que hizo presagiar un mal final.