Sara Carbonero pide favores en la prensa para evitar que fotos comprometidas de Iker Casillas vean la luz

Los rumores sobre la presunta separación de Sara Carbonero e Iker Casillas no desaparecen a pesar de que se les vio juntos en el horpital

Sara Carbonero
Sara Carbonero

En los últimos días los rumores acerca de una separación entre Sara Carbonero e Iker Casillas han disminuido. Una calma que ha llegado después de saberse que Iker había estado al lado de Carbonero durante su último problema de salud.

La toledana fue operada y, según muchos medios, Casillas estuvo con ella en el hospital. Además, se les vio salir juntos del centro médico.

Sara Carbonero
Sara Carbonero

Fotos comprometidas de Iker Casillas

Sin embargo, al margen de ello, no se han percibido más atisbos que den a pensar que realmente todo está bien en la pareja. De hecho, cuentan a Gossips que existen fotografías de Iker paseando solo por el barrio de Argüelles de Madrid, donde se está reformando un piso de 300 metros cuadrados valorado en tres millones de euros situado en la calle Pintor Rosales. Unas imágenes que, sin embargo, desde el entorno de la pareja se habría presionado a algunos medios para que no las saquen a la luz con tal de no seguir alimentando las sospechas de ruptura.

De hecho, el mensaje de Isabel Jiménez felicitando a Carbonero por su cumpleaños se refería a los dos, en un detalle que también habría sido intencionado para no generar más polémica. Del mismo modo que las imágenes en las que Casillas salía del hospital con Sara también habrían sido forzadas, según apuntan las fuentes.

Los indicios apuntan a separación

Sin embargo, ni todos estos esfuerzos habrían servido para calmar los rumores que apuntan a una separación. En ‘Sálvame’ llevan días asegurando que “hacen vidas separadas”. Y a todo ello hay que sumar el hecho de que ninguno de los dos publica instantáneas en sus respectivas cuentas de Instagram en las que aparezcan juntos. La última en la que posan uno junto al otro data de hace más de un año, cuando Sara cumplió 36 años.

Además, tampoco hay que olvidar que Casillas ha puesto a la venta un coche que se compró con Carbonero en 2013, cuando Sara cumplió 29 años. Un Mini Countryman con carrocería negra que nuevo de trinca cuesta alrededor de 33.000 euros. Un 4×4 de cuatro plazas que tiene mucho tirón en el mercado de segunda mano.

Un gesto que da a pensar que ambos se habrían repartido las propiedades que tenían en común para que cada uno haga con ellas lo que más le plazca. Una pista que refuerza la teoría de que el amor entre Sara e Iker ha llegado a su fin.