Sara Carbonero rechaza a pretendientes para ocupar el lugar de Iker Casillas

Sara Carbonero disfruta de su nueva vida junto a sus hijos y su amiga Isabel Jiménez, con quién se escapó unos días a Gran Canaria

Se cumple un mes desde que Sara Carbonero e Iker Casillas comunicaron su decisión de separarse. Desde entonces la ya expareja ha hecho vidas separadas, no obstante, se dice que estuvieron viviendo en habitaciones separadas durante los últimos dos años. El viaje a Oporto tensó la relación. Sin embargo, a diferencia de otras parejas, el exguardameta y la periodista se tienen un gran cariño, prueba de ellos son todas las muestras de afecto en las redes sociales.

Este último mes se ha vinculado a Iker Casillas con Lara Dibildos. Varios medios de comunicación anunciaron que el deportista podría haber mantenido una relación en secreto con ella a espaldas de la madre de sus hijos. A Sara Carbonero también le pusieron nuevo novio, el cantante Pablo López. Sin embargo, éste es solo un gran amigo que le está ayudando a superar la ruptura.

Sara Carbonero centrada en su nueva vida

Sara Carbonero ha demostrado ser una mujer totalmente nueva y renovada. La empresaria ha dado carpetazo a todos los males y después de su ruptura y de haber pasado una enfermedad, la toledana vive de nuevo. Ahora está centrada en sus dos hijos, quiénes están a su cargo tras firmar el divorcio, y en sus compromisos profesionales, entre ellos, su colaboración en Radio Marca y su firma de ropa, ‘Slow love’, junto a Isabel Jiménez.

Como se puede ver en las últimas fotografías captadas por los medios, Sara Carbonero está feliz con su nueva vida. Disfruta de su nuevo estado de divorciada. La semana pasada se escapó a Gran Canaria con su amiga Isabel Jiménez, y esta misma semana ha llevado a sus hijos al colegio.

Ahora mismo Sara Carbonero no quiere oír ni hablar de pretendientes. Quiere disfrutar de la vida y además tiene muy presente a Iker Casillas, de quién siempre guardará un bonito recuerdo. Son muchos medios los que se han encargado de vincularle nuevas conquistas. Especialmente todos aquellos cantantes que desfilan por su programa de radio para ser entrevistados por la periodista. Pero ni uno ocupa su corazón.