Telecinco recibe fotos que dinamitan matrimonio de Sara Carbonero con Iker Casillas

Los rumores acerca de la separación de Sara Carbonero e Iker Casillas no cesan y hay imágenes que los refuezan

Sara Carbonero e Iker Casillas
Sara Carbonero e Iker Casillas

A pesar de que se vio a Iker Casillas junto a Sara Carbonero hace unos días, cuando la toledana salía del hospital tras ser intervenida, los rumores acerca de su posible separación no dejan de crecer. Y más de un paparazzi está intentando colar fotos que corroborarían que ambos están haciendo vidas por separado.

Según cuentan a Gossips.es, tanto Sara como Iker han sido vistos en solitario. Al ex capitán, por ejemplo, se le ha visto (y captado) paseando solo por el barrio de Argüelles de Madrid, donde se está reformando un piso de 300 metros cuadrados valorado en tres millones de euros situado en la calle Pintor Rosales.

Sara Carbonero e Iker Casillas
Sara Carbonero e Iker Casillas

Fotos comprometedoras de Iker Casillas

Unas imágenes que han sido ofrecidas a Telecinco y que no harían más que aumentar los indicios que apuntan a una crisis en la que hasta la fecha es una de las parejas más mediáticas del panorama español.

Cabe recordar que hace unos días Carbonero fue operada y se la vio salir del centro médico junto a Casillas, que conducía el coche en el que iban. No obstante, ni esa escena ha podido frenar las sospechas de que la cosa no funciona bien entre ambos.

Más de un año sin dejarse ver juntos

De hecho, esa fue la primera vez que se les veía juntos en unas imágenes desde la que publicó Iker para el cumpleaños de Sara. Y no este año, sino el pasado (2020), cuando Carbonero cumplía 36 años.

A este detalle se suman las informaciones que llevan semanas vertiendo desde ‘Sálvame’, donde han asegurado en repetidas ocasiones que “hacen vida por separado” y que “no están juntos”. Y también la puesta la venta por parte del ex guardameta del Mini Countryman que se compró con Carbonero en 2013, cuando Sara cumplió 29 años. Un coche 4×4 de cuatro plazas que nuevo de trinca cuesta alrededor de 33.000 euros.