Sale a la luz un e-mail privado que desenmascara a Rocío Carrasco en uno de los episodios contados a lágrima viva

El documento que desmiente la versión de Rocío Carrasco sobre el día que se fue a la fiesta de Mila Ximénez

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco

Uno de los momentos más tensos de la entrega del documental sobre Rocío Carrasco emitida el pasado miércoles fue cuando la hija de Rocío Jurado habló de cuando su hijo David Flores estuvo ingresad en el hospital y nadie le avisó con tiempo. Sin embargo, circula por la red un documento que probaría que la versión de Rocío tiene algunas lagunas.

El hecho ocurrió en 2015 cuando David, de 16 años de edad, ingresó en el hospital. “A las seis o siete de la tarde recibo una llamada telefónica. Es una persona de administración del hospital. Me dicen que necesitan la tarjeta sanitaria de mi hijo”, empezó Rocío.

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco

La versión de Rocío Carrasco

“Me dijeron que no podían darme información sobre lo que pasaba. Se puso el médico y me dijo que ya le daban el alta, que era solo un trámite. Me cuentan que efectivamente había estado ingresado. Esa es toda la información que yo recibo de mi hijo ese día”, añadió. “Esa noche, no esa tarde, cuando mi hijo estaba ingresado, Mila presenta sus cremas. Me invita y yo consideré que debía ir”, sentenció.

No obstante, el diario La Razón publica unos correos electrónicos que demostrarían que esa versión no es cierta. El medio ha tenid acceso a un intercambio de mensajes que negaría la mayor.

El documento que desmiente la versión de Rocío Carrasco

“Me acaba de comunicar mi clienta que ha recibido la llamada de un hospital comunicándole que su hijo David se encontraba en urgencias. No le han querido facilitar ninguna información sobre su estado. Posteriormente mi clienta ha hablado telefónicamente con el menor y este le ha dicho que le van a hacer varias pruebas porque tiene flemas”, apunta el correo enviado por  Verónica González-Choren, la abogada de Carrasco, a Jesús Garzón, letrado de Antonio David Flores, a las 14:29. Es decir, a una hora muy anterior a la que dice Rocío.

“Dadas las circunstancias, te ruego que solicites a tu cliente, el Sr. Flores, toda la información que tenga sobre las pruebas a las que han sometido al menor, así como el informe médico que le hayan facilitado al padre y me lo traslades para que pueda verlo la madre, sigue el correo escrito por la abogada.

El medio, además, segura que Rocío habló personalmente con su hijo, que “merendó y cenó” en el hospital. Es decir, Rocío sabría que su hijo estaba ingresado, pero igualmente se fue a la fiesta de Mila Ximénez.

“El día 8 ingresó de urgencias en el hospital infanta de Sofía en San Sebastián de los Reyes y estuvo hospitalizado 14 horas, gracias a Dios no pasó nada. Su madre no fue a verlo al hospital y resulta que por la noche acude a un evento de Mila Ximénez, mientras mi hijo está en el hospital. Yo como padre si le pasa cualquier cosa a mi hijo, dejo el mundo para atenderlo”, había declarado sobre el asunto en su momento Antonio David.