Kim Kardahsian viste a su hija con vestido de Chanel de 5.000 dólares

La hija de la norteamericana Kim Kardashian sigue los pasos de su madre en la faceta de ‘influencer’

Kim Kardashian
Kim Kardashian

Kim Kardashian es la cuarta mujer más seguida de Instagram. Suma 213 millones de seguidores y subiendo. Y solo tiene por delante a Selena Gómez, con 220 millones de fans, Kylie Jenner, su hermana pequeña, con 224, y Ariana Grande, en lo alto del pódium, con 229 M.

Unas cifras que le repercuten a Kim (y al resto de ’influencers’) ingresos millonarios en unas pocas horas de trabajo. Tiene suficiente con tomarse un par de fotos promocionando algún producto para ganar, al menos, un millón de dólares. Ese es su elevado caché.

No es fácil se rinfluencer

Pero no es fácil mantenerlo. Kardashian tiene que darlo todo en sus apariciones y seguir gustando a sus fans como el primer día. Y ello implica también lucir un aspecto impecable.

Para ello Kim suele pasar a menudo por el quirófano para retocarse diferentes partes de su cuerpo. Sobre todo para aumentar sus voluptuosidades, pues ello son una de sus mayores virtudes. Solo hace falta decir que tiene su tren inferior asegurado en nada menos que 21 millones de dólares. Pero es lo que tiene ser una ‘influencer’ a nivel internacional.

La hija de Kim Kardashian sigue los pasos de su madre

Una faceta que, a juzgar por algunas fotos que circulan por internet, también quiere inculcar a sus descendientes. Y así lo demuestran instantáneas como la que compartimos a continuación, en la que aparece  una de sus hijas luciendo un vestido de Chanel con plumas que en su icónica versión de adultos cuesta 5.000 dólares.