Amador Mohedano ha sido demandado por Rocío Carrasco por lo ocurrido en el lecho de muerte de Rocío Jurado

Amador Mohedano contra las cuerdas. Rocío Carrasco piensa tomar acciones legales por sus últimas acusaciones

Rocío Carrasco ha vuelto a la carga con uno de los episodios más duros. En este último capítulo ha tenido que abordar la enfermedad y el fallecimiento de su madre, Rocío Jurado. El punto de inflexión en el que todo cambió y empezó a quedarse completamente sola. La mujer de Fidel Albiac ha retratado a cada uno de sus familiares, centrándose especialmente en Antonio David Flores y Amador Mohedano, dos personas a las que no puede ni ver.

Rocío Carrasco ha dejado claro que entre su tío y ella ya no hay ningún tipo de contacto y nunca lo habrá. La joven hizo referencia a la última entrevista que concedió Amador Mohedano en el ‘Deluxe’, donde fue especialmente duro con su sobrina y con el marido de ésta. Sin embargo, no quiso responderle. «Fue una entrevista guionizada desde el principio. Del otro, que por desgracia es familia mía, yo de momento no me voy a pronunciar públicamente sobre él. Primero quiero hacerlo por la vía judicial y luego públicamente», ha dicho Rocío Carrasco.

La hija de Rocío Jurado piensa ir hasta el final y hacer justicia. La relación entre ambos se quebrantó tras hacerse pública la herencia de su madre.  El hermano de Rocío Jurado nunca ha entendido que Rocío Carrasco se distanciara sin motivo alguno de ellos y mucho menos que no tenga relación con sus hijos convirtiéndose, además, en apoyo de Antonio David Flores.

Amador Mohedano ha cambiado de opinión tras conocer la verdad de su sobrina. Sin embargo, eso ya no le vale a Rocío Jurado. Piensa demandarle por sus acusaciones hacia Fidel Albiac, de quién aseguró que en el lecho de muerte de la cantante, a éste solo le interesaba la herencia y el dinero.