Ana Soria dinamita la comunión de la hija de Paloma Cuevas y Enrique Ponce: los suegros no se fían del torero

Ana Soria pone la pelota en manos de Enrique Ponce: decisión final. La sombra de Paloma Cuevas es muy alargada

Ya hace un año que Enrique Ponce y Paloma Cuevas decidieron poner punto y final a su historia de amor. Esperaron a que se terminase el confinamiento para anunciar la noticia. Durante todo el verano los paparazzis siguieron todos sus pasos. La empresaria se refugió en su finca de Jaén, mientras que al diestro no le hacía falta porque contaba todo en Instagram. El exmarido de Cuevas publicó románticas imágenes con Ana Soria, su nuevo amor.

Para suerte de la pareja, con las nuevas tramas surgidas en el mundo del corazón, como la guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja o el documental de Rocío Carrasco, dejaron de interesar y ahora viven mucho más tranquilos en Almería. Sin embargo, se han vuelto a poner de rigurosa actualidad por un tema que atañe a Enrique Ponce. Todos los medios están pendientes de su decisión.

En tan solo unas semanas se celebrará la Primera Comunión de su segunda hija, Bianca. Lógicamente es su hija y deberá acudir al evento porque seguro que a la pequeña le hace especial ilusión. ¿Pero lo hará solo en compañía? Según ha podido conocer JALEOS por parte del entorno del torero, «no será una decisión fácil porque si de él solo dependiera te digo que allí estaría Ana a su lado».

La decisión más difícil de Enrique Ponce

Un buen amigo suyo, que suma cerca de 20 años de amistad, confía a este medio que «Enrique solo quiere paz y llevarse bien con todo el mundo. Ir ese día acompañado solo puede generar más polémica o interés en los medios«. Tal y como informa el medio citado anteriormente, la celebración podría tener lugar en la casa de Luis Alfonso de Borbón (46) y Margarita Vargas (37), grandes amigos de Paloma. Paloma ya se encuentra «ultimando los detalles y cerrando cosas». En todo momento, Ana Soria se mantiene al margen: «Ella hará lo que quiera Enrique, entiende que sus posturas y circunstancias son diferentes». Esta primera fuente consultada lo tiene claro: «Enrique irá solo, estoy casi convencido, y eso que, según me cuentan, Ana ya ha tenido un acercamiento con las hijas de Enrique«. Pero una cosa son las menores; la otra, Paloma Cuevas, es muy distinta. Así como los padres de la empresaria, quiénes no mantienen relación con el torero desde que se anunció la ruptura y vieron a su hija sufrir. Tampoco ven con buenos ojos que salga con una persona 30 años más joven que él, que podría ser perfectamente la hermana mayor de sus hijas. Para evitar discusiones, Ponce asistirá solo.

Respecto a la familia de Ana Soria, estos cuentan que la joven estudiante no se mete en ningún asunto del matrimonio, es cosa de Enrique Ponce. No obstante, toda la familia tiene ganas de que se formalice ya la relación. «A la que le gustaría que lo de Ana y Enrique se formalizara. Están encantados con él, dicen que es el yerno perfecto». Y se desliza tímidamente: «Se entiende que ya es un buen momento para cerrar una etapa y abrir otra».