Andrea Janeiro es la responsable de la bronca de María José Campanario a su hija Julia Janeiro: retumba Ambiciones

Andrea Janeiro calla, mientras que Belén Esteban defiende a Julia Janeiro e involucra a su hija

Julia Janeiro ha eclosionado en los medios de comunicación tras cumplir la mayoría de edad. Se ha despixelado su rostro de todas las fotografías y se ha empezado a hablar de ella en todos los programas de prensa del corazón. Algunos colaboradores de televisión han llegado a criticarla, mientras que otros han sacado aspectos turbios de su adolescencia. Sin embargo, ella es consciente que esto iba a suceder. 

La primera en salir en su defensa públicamente ha sido Belén Esteban, quién no tiene ni una sola mala palabra para la hermana de su hija, Andrea Janeiro. Este es el principal motivo de su defensa, por muy mal que le caiga María José Campanario. 

Parece que estas palabras no sentaron nada bien a María José Campanario, que no quiere que Belén Esteban hable de su hija, aunque sea para defenderla. “No quiero hablar porque sé que no ha sentado bien. Pusieron unas declaraciones de la Jose y parece que no sentaron bien“, explicaba Belén en su programa. Y es que la situación que vive el padre de su hija con esta, es muy triste para la de Paracuellos:  “Yo iba tan orgullosa de ir con mi hija. De verdad, fue un un día super feliz de compartirlo con mi niña”.

Belén Esteban enfadada con Jesulín de Ubrique por su trato a sus hijas

Y se planteaba: “¿qué pasa porque cenes con tu hija? Yo no quiero ser malvada“, se preguntaba para continuar diciendo: “yo no voy a hablar. Yo hablo de la mía“

Belén Esteban está indignada por las diferencias entre una hija y otra. Jesulín de Ubrique nunca ha demostrado cariño por Andrea Janeiro y la de Paracuellos ha querido dejar constancia de ello. “Él está haciendo un programa en la otra cadena. Me gustaría que supierais la distancia que hay entre el plató y donde vive mi hija”, comentaba indignada.

En esta ocasión, Jesulín tampoco ha visitado a su hija Julia Janeiro, quién vive en Madrid. Belén Esteban siente una pena terrible.