Andrea Janeiro pierde un sueldo de 100.000 euros por culpa de Belén Esteban

Andrea Janeiro optó por el anonimato al alcanzar la mayoría de edad, cuando recibió una de las ofertas más suculentas

Andrea Janeiro y Belén Esteban
Andrea Janeiro y Belén Esteban

Andrea Janeiro termina el próximo mes sus estudios universitarios. La joven reside en Madrid desde que la pandemia trastocó los planes de todos. Con la suspensión de clases presenciales decidió seguir con sus estudios de forma online desde la casa de su madre. Todo parece indicar que la joven no volverá más a Reino Unido. Hace un par de veranos la vimos haciendo las prácticas en LOS 40. Parece que su futuro está en la capital madrileña, donde están todos los medios de comunicación, y su madre, su pilar más importante.

En Madrid el único problema es que se encuentra en el centro de la polémica. Su madre es y siempre será Belén Esteban, eso implica que alguna noticia siempre le salpique. No obstante, al cumplir la mayoría de edad, cuando se pudo destapar su rostro, Andrea Janeiro lanzó un comunicado donde dejaba claro que no quería ser un rostro público. Prefería mantenerse en el anonimato.

Las importante ofertas que perdió Andrea Janeiro

Los medios de comunicación no pueden grabarla ni hablar de ella porque así lo ha decidido. No obstante, cuando cumplió los 18 años, recibió una avalancha de ofertas, igual que ahora mismo le ha sucedido a Julia Janeiro. A Telecinco le hubiese encantado realizarle una entrevista, especialmente para saber cómo ha sido su relación con Jesulín de Ubrique y María José Campanario. Un programa que hubiese sido el más visto de la historia, pero también el mejor pagado.

Y no solo eso, Mediaset tenía para ella una larga trayectoria en los medios de comunicación si hubiese querido. Telecinco le ofreció la posibilidad de participar en ‘Supervivientes’ o en ‘Gran Hermano’, programas por los que habría ingresado unos 100.000 euros. Sin embargo, tanto Andrea Janeiro como Belén Esteban decidieron prescindir de ese tipo de vida. La de Paracuellos no quería que su hija se convirtiese en un rostro mediático, por suerte la técnica de sonida tampoco lo veía claro. Decidieron renunciar, aconsejada siempre por su madre.