Andrea Janeiro se convierte en un problema para Miguel Marcos

Andrea Janeiro se instala a vivir de forma indefinida en casa de su madre debido a las actuales restricciones por Covid y la imposibilidad de continuar sus estudios en Reino Unido de forma presencial

El matrimonio formado por Miguel Marcos y Belén Esteban se resiente casi dos años después de darse el ‘sí, quiero’ para convertirse en marido y mujer. El matrimonio asegura encontrarse en el mejor momento de su relación, sin embargo la pandemia habría complicado las cosas. Durante los dos meses de confinamiento y las primeras semanas de desescalada, el técnico de ambulancias y la colaboradora se separaron temporalmente. El joven está habitualmente en contacto con pacientes de Covid y era peligroso estar al lado de Belén Esteban, persona diabética y por tanto de riesgo. Con el crecimiento de los contagios y las UCIs colapsadas, esta opción volvería a estar en sus cabezas.

Miguel Marcos no se convierte en padre, su gran deseo. La colaboradora de ‘Sálvame’ no puede darle el hijo que tanto espera. La de Paracuellos se acerca peligrosamente a los 50 y las posibilidades de ser madre a esta edad y tras más de 20 años sin serlo son nulas. Además, en caso de poder concebir un niño sería muy peligroso para el bebé y para su propia salud.

Es decir que el matrimonio se estanca. Sin embargo, a Miguel Marcos le ha salido una hija de la noche a la mañana. El técnico de ambulancias sabía que Belén Esteban tenía una hija, de hecho lo sabe toda España desde 1999. Y ahora le toca vivir con ella las 24 horas del día. Andrea Janeiro se trasladó a Reino Unido para estudiar su carrera. Planeaba volver al acabar, sin embargo se iba a independizar con su pareja. Ahora mismo eso no es viable.

Las clases universitarias han sido canceladas de forma presencial en Reino Unido. Los estudiantes no han vuelto a las aulas desde marzo de 2020, ahora hace casi un año. Andrea lleva prácticamente un año viviendo en casa de Belén. Cuando todo se puso difícil y antes del cierre total, Andrea Janeiro se trasladó a Madrid para no quedarse sola.

Miguel Marcos tiene muy buena relación con la joven, sin embargo no es lo mismo verla de vez en cuando que tenerla todos los días en casa y esto habría provocado algunos roces en la convivencia, hasta el punto de vivir varios enfrentamientos entre su madre y el marido de ésta.