Antonio David Flores pide el embargo del dinero que Rocío Carrasco obtenga por la ‘docu-serie’

Antonio David Flores piensa defender su honor y hacer justicia por la vía legal, su única opción

Aunque la ‘docu-serie’ de Rocío Carrasco haya emitido ya su sexto episodio, no parece que esté cerca de acabar. Rocío Flores estaría negociando una entrevista en exclusiva para contestar a las acusaciones de su madre. Antonio David Flores tampoco se está quedando quieto y ya prepara una demanda multimillonaria para la madre de sus hijos, en primer lugar por vulnerar su honor e intimidad dañando su imagen con, según él, acusaciones totalmente falsas.

Según El Periódico, Antonio David Flores ha pedido a la juez que decrete el embargo de «las cantidades» de dinero que reciba Rocío Carrasco, su ex mujer, por su participación en «la serie documental» que está emitiendo Telecinco. Los abogados de Flores presentaron ese escrito de medidas cautelares al juzgado el pasado 23 de marzo para que las cantidades de dinero que perciba Rocío Carrasco «se le retengan y se le embarguen con el fin de poder subsanar el impago de alimentos» a su hijo por el que la ha denunciado. La jueza ya ha pedido un informe por si procede esa petición.

En este escrito se requiere a la jueza que intercepte el dinero que habría cobrado o cobrará Rocío Carrasco con la emisión del documental sobre su vida, donde ha acusado duramente a Antonio David Flores de ser el culpable de todos sus problemas. Unas acusaciones muy fuertes que van hasta los malos tratos.

En el caso de que la mujer «no reciba directamente las cantidades», se propone al juez que requiera a la productora «para que comunique a quién se realiza el pago de las cantidades percibidas por la emisión de la serie documental».

Antonio David Flores denunció a su ex mujer por impago de pensión ante el juzgado número 3 de Alcobendas el pasado 1 de marzo, antes de la emisión del documental. En la querella se afirma que la mujer no paga los 200 euros mensuales de manutención de su hijo, David, que vive con su padre, padece una enfermedad genética y es «económicamente dependiente», a la que está obligada desde una sentencia de 2017. Dos años después, el mismo juzgado afirmó que la mujer adeudaba ya 3.000 euros en concepto de «pensiones debidas», además de 900 euros en intereses. Desde entonces, según la querella, Rocío Carrasco no ha pagado nunca la pensión de su hijo, por lo que la deuda y los intereses superan ya los 8.000 euros. Información que recogió El Periódico.

Rocío Carrasco no pidió dinero por el documental, ni tampoco cobró 2 millones de euros

Se pretende que Rocío Carrasco haga frente a las deudas que tiene con sus hijos. Tras el revuelo formado por lo que habría cobrado Rocío Carrasco, la productora tuvo que emitir un comunicado en su defensa. Ni se le ha pagado dos millones de euros, ni tan siquiera pidió dinero por conceder esta entrevista. Ha sido la propia productora quién ha creído conveniente pagarle por ello.

La productora añadía que Rocío Carrasco había decidido hablar como parte de su terapia para superar lo que ha sufrido y que «en ningún momento ni ella ni su marido pidieron dinero» por hacer el documental. Fue la productora, según sus palabras, la que consideró que «Rocío tenía que recibir una contraprestación por la intensa labor desarrollada en las cuatro semanas de rodaje. Con la misma cantidad de otras producciones similares e infinitamente lejos de las cifras que se han publicado para invalidar su testimonio».