Belén Esteban, traicionada por Rocío Carrasco en las últimas horas, destapa una llamada de Olga Moreno

Belén Esteban se acerca más a Antonio David Flores tras conocer que Rocío Carrasco no ha quitado la demanda que interpuso sobre ella

Belén Esteban ha sido siempre una gran defensora de Antonio David Flores. Ésta afianzó una gran relación con el ya excolaborador y especialmente con la hija de éste, Rocío Flores. La colaboradora solo ha tenido una versión de la historia, pero al escuchar la otra ha cambiado de opinión. Tras visionar los dos primeros capítulos de la docuserie, la de Paracuellos entonó el ‘mea culpa’. Reconoce que ella contribuyó a que se la llamase «mala madre». Admite que se la cree.

Estas palabras llegaron en el momento en que saltaron los rumores que Rocío Carrasco había retirado todas las demandas contra Mediaset, la productora de ‘Sálvame’ y los colaboradores del espacio. Sin embargo, ahora se sabe que Belén Esteban todavía tiene la demanda en firme. Por este motivo ha vuelto a cambiar de opinión en función pasan los días.

Tras mantener una conversación con Antonio David Flores, y creerse aún más a Rocío Carrasco, rompe una lanza a favor de Olga Moreno. La tertuliana cree que ninguna de las versiones es la cierta. Solo son las verdades de cada uno de ellos. Asegura que «aquí hay dos verdades, la de Antonio David Flores y la de Rocío Carrasco». “Aquí ha jugado sucio todo el mundo”. Eso sí, tiene claro algo más: “No tengo derecho a decirle a ninguna madre que es mala madre”.

También ha roto una lanza a favor de Olga Moreno. “Rocío tiene derecho a hablar, como todo el mundo, me la creo, pero también he hablado mucho con Olga, se dijeron cosas de ella y no sé si Rocío hablará, pero puedo decir que he visto cómo Olga ha tratado a esos niños y para ella son como sus hijos”, aseguraba la de Paracuellos del Jarama.

Carlota Corredera ha querido recordar que «Olga también ha hablado en este plató. Dijo que si se separa sabe que con quien se va a ir el pequeño es con ella ¿Eso no es hablar, Belén?», le preguntaba la presentadora. Belén sigue con su postura clara: «¿No tiene todo el mundo derecho a hablar? ¿Qué pasa que si viene la Campanario le vais a decir que no porque esté yo aquí?”.