Bertín Osborne aplica una rebaja descomunal a su finca de Sevilla que lleva 7 años en venta

Bertín Osborne no consigue deshacerse de su finca de Sevilla, donde actualmente reside tras su separación. A la venta desde hace 7 años por millones de euros

Bertín Osborne y Fabiola Martínez decidieron tomar caminos separados tras 20 años de relación y dos hijos en común. No obstante, ambos han acabado de forma cordial. Ella se ha quedado con sus hijos en Madrid y él en su finca de Sevilla. Sin embargo, esto cambiará en un tiempo ya que tanto la casa de la capital como la de la ciudad andaluza están en venta.

El presentador ha puesto a la venta la mítica casa en la que recibía a algunos de sus invitados en su programa. Data del siglo XVIII. Lo que no se sabía es que esta casa permanece a la venta desde hace unos siete años, pero de momento la transacción no ha llegado a efectuarse. El artista no tiene suerte, a pesar de haber bajado el precio de ésta en varias ocasiones.

Tal y como ha podido saber SEMANA, este terreno de más de 50 hectáreas que cuenta con un cortijo de 2.100 metros cuadrados continúa a la venta. En un primer momento fijó el precio en 8 millones de euros. A día de hoy el presentador pide un millón menos. Siete millones le son suficientes para despedirse de una finca con capilla, establo, bodega, padel, piscina, perrera y varias naves destinadas al ganado.

Cuenta con varias hectáreas de olivares, seis edificios conectados entre sí y una enorme casa con 10 habitaciones, varios salones y un vestidor. El matrimonio tomó esta decisión porque es una finca de difícil acceso para su hijo Kike. No está adaptada a sus necesidades y debido a su estructura es muy difícil poderlo hacer. Esto llevó al cantante a deshacerse de ella.

A pesar de los nuevos cambios en la familia, la decisión está totalmente meditada y no hay marcha atrás. Debido a sus compromisos profesionales y a que sus hijos residen en Madrid, es probable que Bertín termine viviendo cerca de ellos.
«En esta finca he vivido algunos de los mejores momentos de mi vida, los más divertidos y los más bonitos junto a mi familia», dijo hace algunos años. Ahora mismo esta finca es muy grande para él solo y le produce demasiados gastos.