Carla Barber le cambia la cara a su novio, Diego Matamoros, a base de botox

Diego Matamoros se aprovecha de Carla Barber y se somete a un cambio radical en su clínica estética

Diego Matamoros empezó el año pasado una relación con Carla Barber después de los dos meses de confinamiento en solitario. Desde entonces no han parado de vivir su relación al máximo, a pesar de las restricciones. Se les ha podido viajar, vivir juntos y someterse algún que otro tratamiento estético. La familia Matamoros le está sacando el partido a Barber. Es una de las mejores médicas de cirugía estética del país. Ha ayudado a su pareja ha recuperar las abdominales y tener un trasero mejor que el de Kim Kardashian sin ningún tipo de esfuerzo. Por ella también han pasado Kiko Matamoros y Laura Matamoros. El colaborador de ‘Sálvame’ se hizo un cambio completo.

Diego Matamoros ha regresado esta semana a su canal de Mtmad, después de un descanso, para contar a sus seguidores como se siente después de haberse sometido a un total de 12 retoques estéticos. El botox y el ácido hialurónico ya son parte de su día a día.

Diego Matamoros se ha gastado una gran cantidad de dinero en retoques estéticos para estar más atractivo. Se pinchó bótox en las orejas, se sometió a una ‘masculinización facial’, redujo su abdomen con una ‘abdominoplastia’ y consiguió el culo perfecto gracias a un innovador tratamiento. Y a todo esto, hay que sumarle los muchos tratamientos faciales con cremas y demás.

El hijo de Kiko Matamoros ha conseguido ser quién siempre quiso ser, a base de pinchazos. «A día de hoy estoy muy bien. Ahora estoy más fit, me gusta mi cuerpo. Tengo la cara perfilada y me veo más guapo». Además, ha revelado que se acaba de pinchar botox en la parte superior de las cejas para levantar su mirada.