Chelo García-Cortés trae un tema tabú a Sálvame: famosa sola en residencia

Chelo García-Cortés cuenta en 'Sálvame' el último parte médico de esta conocida estrella de la televisión

Chelo García-Cortés se interesa habitualmente por el estado de salud de Carmen Sevilla. Durante muchos años la entrevistó y mantenían una cordial relación. La presentadora, a sus 90 años, padece alzheimer y su único hijo tomo la decisión de ingresarla en una residencia donde no le falta de nada y está perfectamente atendida las 24 horas del día. Poco se supo de ella desde que abandonó Cine de barrio por sus problemas de salud. Recientemente salió una noticia que la daba por muerta, pero a los pocos minutos lanzó su hijo un comunicado para desmentirlo.

Es Augusto Algueró, quién se pone en contacto de vez en cuando con los medios de comunicación para informar sobre el estado de salud de su madre. Su hijo tomó esta drástica decisión para preservar la intimidad de su madre que ya ni tan siquiera recuerda quién es. Lleva en el centro desde 2015. Algueró argumentó que su madre se encontraba estable y muy bien atendida por el personal.

Augusto ha vuelto a hablar, en esta ocasión para Europa Press y ha dado el último parte médico de la salud de su madre que ahora mismo tiene 90 años. Augusto Algueró ha asegurado que su madre continúa estable a pesar del deterioro cognitivo que sufre por el Alzheimer y su avanzada edad.

«Está bien, muy bien cuidada. Ya mayorcita, pero muy bien. Yo cada semana la veo y la veo muy bien, tranquila. Yo veo que ella está muy bien porque no padece ningún sufrimiento ni dolor, los médicos nos dicen que estemos tranquilos que ella está muy bien, con lo que padece no sufre», se consolaba el hijo de la actriz.

El hijo de Carmen Sevilla cuenta que este año ha sido especialmente duro debido a las consecuencias de la pandemia. Veía peligrar a su madre y además ha sufrido mucho por estar tanto tiempo sin verla. «Ha sido una época difícil por todo el mundo, por mis compañeros, por mis amigos y especialmente por mi madre, claro, pero siempre he tenido un contacto directo con la residencia donde está y desde aquí doy las gracias a todos los profesionales que la atienden y la cuidan. Y esperemos que dure muchos años más», señalaba el compositor.

«Está muy cuidada. Muy bien atendida. Acudo con asiduidad, siempre que puedo. Y cuando no puedo, hablo con la residencia para que me cuenten cómo ha pasado el día. Ahora con el Covid todo es más difícil. La residencia se ha blindado y las visitas son muy reducidas y en condiciones excepcionales», explicaba.