Compañero de Kiko Hernández termina trabajando en un geriátrico tras despido en Telecinco

Kiko Hernández es el único concursante de 'Gran Hermano' que ha sabido labrarse un futuro en la televisión

Kiko Hernández trabajó de agente inmobiliario antes de ser aceptado como concursante de ‘Gran Hermano’. Entró en la tercera edición del formato, en el año 2002. Tras su salida, el colaborador supo hacerse un hueco en los medios de comunicación. Empezó por Crónicas Marcianas y terminó en Sálvame.

Sin embargo, a pocos compañeros de Kiko Hernández les fue tan bien en la televisión. Prueba de ello es el ganador de su edición, Javier García de Seárez, conocido cariñosamente como Javito. La pasión de Javito siempre había sido la hostelería. En 1996, seis años antes de que se enrolase en la aventura de Gran Hermano, estudió Hostelería en Santiago de Compostela, su ciudad natal. Además, era regente de un local en la citada capital. En declaraciones para La Voz de Galicia, el exparticipante de GH confesó hace algo más de un año haber acabado hastiado de aquella época en la que salió del concurso con el peso del éxito sobre sus hombros y un local con el que tirar hacia adelante.

La experiencia de participar en un reality estuvo muy bien. Le ofrecieron ser colaborador de algunos programas, pero eso no iba con él. Por tanto poco a poco se fue apartando del foco mediático. En 2013 se casó y formó su familia. Estableció su residencia en Galicia. «Lo tuve muy claro desde el principio. Para hacer algo hay que vivir en Madrid y es una vida muy estresante. No soporto los atascos… y hablando de Pantoja, este o el otro no es lo mío. Si todavía fuera fútbol…», declaró en 2019 en el citado periódico. 

Javito figura en las lista para convertirse en cocinero. Sin embargo, debido a la pandemia se ha retrasado este proceso. Actualmente cubre bajas y vacaciones en colegios y geriátricos. Además, en los últimos tiempos también ha cursado con éxito el Máster de Certificado de Aptitud Pedagógica que (CAP), que le podría permitir dar clase en un instituto. 
«Mucha gente me dice: ‘Tú que estabas en Gran Hermano, ¿por qué no te lo montaste como Kiko Hernández?’ Porque no soy Kiko Hernández, que tiene esas habilidades. Él es muy válido y vende lo que la gente quiere ver. Somos más de 200 exconcursantes de Gran Hermano y solo él sigue ahí, así que no debe de ser tan fácil», admite, sincero, Javito.