Cristina Pedroche ya no disimula con Anna Simon. “La envidia se la comía por dentro”. Fichaje estrella de TV3

Cristina Pedroche toma el control de 'Zapeando' tras la misteriosa desaparecida de Anna Simon para siempre

Cristina Pedroche se queda sin una de sus míticas compañeras y amiga, por lo menos frente a las cámaras. La colaboradora de ‘Zapeando’ es ahora la imagen del programa tras la marcha de Anna Simon. Una noticia que ha sido como un jarro de agua fría para los espectadores. A principios de este verano, la catalana terminaba su contrato de exclusividad con Atresmedia y ambas partes tomaron la decisión de no renovar. Sin embargo, la periodista firmó un contrato con Globomedia para seguir ligada al espacio de entretenimiento.

En agosto volvió a coger las riendas del programa como presentadora en sustitución de Dani Mateo, sin embargo después volvió a desaparecer nuevamente del espacio. Sus apariciones eran esporádicas. Mágicamente sin que ella se despidiese de sus compañeros ni tan siquiera le hicieran un homenaje, ‘Zapeando’ ha borrado por completo el rastro de Anna Simon, como si no hubiese sido el pilar más importante de estos últimos siete años. Ya no sale en la cabecera.

Gossips ha consultado el motivo de esta misteriosa desaparición y no es otro que un nuevo proyecto. La catalana estaría centrada en las grabaciones de un programa para TV3. Simon volvería a la autonómica catalana y estaría más cerca de casa. Según informan, estar en ‘Zapeando’ y en este nuevo programa es incompatible porque los dos se graban en el mismo horario.

Según ha adelantado Rocco Steihauser, el regreso a la televisión pública catalana será para liderar la adaptación de Lodgers for Codgers, un programa británico que se emite en Channel 4. Un espacio en el que jóvenes se irán a vivir con personas mayores que estén o no solas, para convivir y ayudarse mutuamente.

El año pasado ya presentó Persona Infiltrada con éxito gracias a la autorización de Atresmedia. Cristina Pedroche se notaba más feliz que otras semanas. Ahora mismo ella es la absoluta protagonista, ya que la mayoría de colaboradoras son segundonas. “La envidia se la comía por dentro”, escriben algunos en redes mientras veían el programa en directo. Ni tan siquiera tuvo unas palabras para despedirse de su compañera.