Destapada la agresión de Rocío Carrasco a Rocío Flores contada por la hija de Antonio David Flores ante el juez

Rocío Flores cambia su relato en su segunda declaración ante el juez sobre la paliza que propinó a su madre, Rocío Carrasco

Este miércoles se emitirá el capítulo más duro de toda la ‘docu-serie’ sobre la vida de Rocío Carrasco. Tras hablar de la enfermedad y el fallecimiento de su madre, ahora le toca el turno de la paliza que recibió por parte de su propia hija, Rocío Flores. Un relato muy duro que la propia protagonista ha pedido reeditar para no hacer daño a la influencer. Este oscuro episodio vivido en 2012 supuso el final de la relación entre madre e hija. De esto han pasado casi nueve años y no han vuelto a dirigirse la palabra.

Las incongruencias de Rocío Flores en sus relatos sobre la agresión a su madre

Las versiones de Rocío Flores son contradictorias, tal y como ha podido comprobar el programa ‘Viva la vida’ que ha tenido acceso a los informes psicosociales en los que Flores dio una versión muy diferente a la de su madre. “Sostiene el atestado inicial que la mañana del día 27 de julio de 2012 Rocío Carrasco Moheano comenzó a discutir y a insultar a su hija de 15 años, Rocío Flores, cuando esta iba a ir al colegio, agarrándola del pelo, llevándola a la cocina y arrastrándola por el suelo”.

“Una vez allí la agarró del cuello y comenzó a amenazarla e muerte, cayendo al suelo, propinando posteriormente diversas patadas a su hija menor”. Estas fueron las palabras de Flores al dar su primera versión a las autoridades de lo sucedido con su madre unas horas antes.

Dos semanas después, tal y como apunta ‘Viva la vida’, Rocío Flores cambió su versión de los hechos. “En su exploración realizada en sede judicial, la menor modificó su versión inicial de los hechos y relató que fue a desayunar a la cocina, que ambas discutieron por una pieza de fruta y que ambas comenzaron a forcejear, señalando que su madre ‘le restregó una nectarina por encima’”.

A esto no hace referencia en la primera versión, no obstante, en la segunda señala que “su madre la tiró del suelo y la amenazó, pero no relata que la llevara hasta allí cogiéndola del pelo”.