Destapado el secreto oculto de la hija de Jesulín de Ubrique y Campanario, Julia Janeiro. Las fotos que la delatan

Julia Janeiro prepara sus 18 años por la puerta grande. Mediaset la espera con los brazos abiertos

En menos de un mes todos hablarán de Julia Janeiro. La hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario cumplirá 18 años en las próximas semanas. Los medios de comunicación podrán despixelar su rostro y será ella quién hable con ellos. Las marcas están deseosas de ficharla y es que desde la última guerra de su madre con Belén Esteban, Julia se ha convertido en la protagonista absoluta. Sus redes sociales pasaron en pocos días de los 3.000 seguidores a los 30.000. Lógicamente, optó por dejar su perfil público. Además borró gran mayoría de las fotografías y solo dejó aquellas artísticas.

Son muchos los que creen que en breve Julia Janeiro desembarcará en el universo Mediaset. Quién más miedo tiene es Belén Esteban porque Julia puede dar su opinión sobre la polémica de su hermanastra Andrea Janeiro, quién decidió permanecer en el anonimato. Sin duda, la hija de Jesulín de Ubrique recibirá varias ofertas, tanto para conceder entrevistas como para participar en algún reality.

Julia Janeiro ya tiene incluso con sus 46.000 seguidores, un club de fans a su nombre. Ahí le muestran todo el apoyo y admiración que siente por ella. Hasta hace unos días, Julia dejaba a la vista estas publicaciones de sus fans en su apartado de «Etiquetadas» de Instagram, pero actualmente han desaparecido de este lugar. La joven Janeiro Campanario ya solo permite que en este apartado aparezcan las fotos en las que ella misma se etiqueta, y niega el permiso a las demás. De esta forma, controla todo aquello que se publica sobre ella y mantiene su impoluto perfil de Instagram libre de cualquier contenido intruso o que no sea de su agrado.

Julia Janeiro intenta imitar a grandes influencers. Cuida mucho el estilo de su perfil. «Se percibe claramente el uso único de tonalidad tierra, blancos y contrastes. Es una forma sencilla pero depurada de usar los colores, aunque es una técnica que se emplea más para los perfiles de empresas que para una cuenta personal, pues se percibe como demasiado fría», apunta la experta. «Por otro lado, sus poses, sus estilismos y, por supuesto, su maquillaje requieren de una preparación previa y muy meditada. Además, se nota que es una gran amante de las herramientas sociales y sabe cómo gestionar su imagen, algo que ha podido copiar de influencers extranjeras, ya que las nacionales exponen un contenido más dinámico y colorido», detalla Fernández.

Con todos estos datos, la experta afirma que existe un control notorio de la joven por mantener su imagen «limpia y cuidada», aunque «demostrando públicamente su personalidad».

El 18 de abril va a ser una fecha muy importante en Ambiciones y en Mediaset, donde ya se frotan las manos.