El hombre en la sombra de Paz Padilla. Ana Ferrer rompe el silencio

Paz Padilla recibe el apoyo de Anna Ferrer y de una persona muy especial en estos momentos tan difíciles

Paz Padilla perdió el pasado verano al amor de su vida debido a una larga enfermedad. En ese fatídico año también perdió a su madre y a su suegra. La presentadora no tiene nada que agradecer al 2020. Por suerte, ha contado en todo momento con la inestimable ayuda de su hija, Anna Ferrer, quién no la ha dejado sola ni un momento. La hija de la humorista dio tímidamente sus primeros pasos haciendo las prácticas de la carrera en Mediaset.

Anna Ferrer se abrió un canal de Youtube, donde contaba como era su día a día y algunas aventuras con su madre. Le ha sabido sacar el máximo provecho a las redes sociales, tanto que ya se dedica exclusivamente a ellas y a los compromisos profesionales con su madre, como la tienda No ni ná, entre otros.

Ferrer es muy cercana a sus seguidores a la hora de hablar de su vida personal. Ya hemos visto que la joven se siente muy agradecida a su madre. Sin embargo, no habla tanto de su padre, Albert Ferrer. Paz Padilla se separó del padre de su hija en 2003 después de cinco años de matrimonio. Paz Padilla y Anna abandonaron Barcelona para instalarse en Madrid.

«Soy real. Soy mucho más de lo que veréis aquí, pero me gusta pensar que nos conectamos a través de esta pantalla», así se presenta Anna Ferrer en Instagram. De esta forma deja claro que hay aspectos de su vida que no quiere tratar porque quiere que sigan siendo parte de su intimidad.

Anna Ferrer ha hecho una ronda de preguntas y respuestas con sus seguidores. Y estos le han preguntado, como era de esperar, por la relación que mantiene con su padre, con el que nunca se la ve públicamente. «Que no lo veáis por aquí no significa que no nos veamos o que no hablemos», declaraciones con las que quiso zanjar los rumores de una supuesta mala relación con su progenitor. «No todo lo que hacemos lo mostramos en redes», sentenciaba. Además, admite que no lo ve tanto como le gustaría porque no vive en Madrid.

Albert Ferrer habría tendido ahora mismo su mano a Paz Padilla su mano en estos momentos tan difíciles para ella. Aunque no se hable públicamente de él, éste nunca las ha abandonado.