El infierno que vive la hermana de Rocío Flores, Lola, en el colegio de Málaga: crueldad en el patio

Antonio David Flores y Rocío Flores intentan proteger a Lola por los ataques que recibe en el colegio

Rocío Carrasco ha roto su silencio tras 20 años callada. Lo único que quería era contar su verdad después de escuchar tantas mentiras y, sobre todo, hacer justicia. Su intención era acabar con Antonio David Flores y lo ha conseguido. La imagen del ex guardia civil ha quedado totalmente dañada. Vetado en todos los medios de comunicación por miedo a fuga de anunciantes y sin patrocinadores. Además, en redes sociales no deja de recibir insultos. Hay quién le considera un «maltratador» y así se lo han hecho saber en Málaga, donde han empapelado todas las calles con su cara y con esa única palabra.

Antonio David Flores, sin la presencia de Olga Moreno, no está pasando por su mejor momento. Pero no solo por el revuelo mediático, sino porque esta enésima guerra con su exmujer está salpicando a una persona inocente, su hija Lola, fruto de su matrimonio con la concursante de ‘Supervivientes’.

Lola, avasallada en el patio por sus compañeros

Tanto Antonio David Flores como Rocío Flores intentan proteger a la pequeña. Sin embargo, Lola empieza a hacerse mayor y se da cuenta de muchas cosas. Los padres de sus amigos en el colegio ven la ‘docu-serie’ y éstos escuchan cosas en casa. Cuando van a la escuela se lo repiten una y otra vez. Le recuerdan que su padre es un maltratador y un monstruo.

Lola es una niña vivaracha y despierta, dicen que muy sensible y que quiere profundamente a su progenitor. Pequeña pero no tonta. Se da cuenta de todo. Víctima colateral del docudrama que le salpica por afinidad familiar. El excolaborador tiene miedo de que su hija se vea afectada psicológicamente por este episodio tan turbio y que tenga consecuencias cuando sea mayor. En más de una ocasión ha salido del colegio llorando y Antonio David Flores ha tenido que hablar con la dirección del colegio.