El plan de Rocío Flores para hacerse rica fuera de Telecinco ya está en marcha

Sale a la luz la estrategia de Rocío Flores una vez acabada la docu-serie protagonizada por su madre, Rocío Carrasco

Rocío Flores
Rocío Flores

Rocío Flores se ha convertido, como era de esperar viendo el contenido de la docu-serie con su madre Rocío Carrasco como protagonista, Rocío, contar la verdad para seguir viva, en una de los personajes más protagonistas de la prensa rosa en las últimas semanas.

Una Rocío que, pese a que ha seguido participando en diversos programas de Telecinco, ha dejado muy claro que no tiene intención de hablar del tema de su madre y de todas las polémicas que la docu-serie ha puesto encima de la mesa.

Una estrategia, la del silencio, que no es que no haya llamado la atención de muchos, que no entienden como Flores no ha salido al paso para, sobre todo, poner en cintura a muchos de sus críticos, que no es que sean pocos.

La estrategia de Rocío Flores

Pero ojo porque ha sido el ex colaborador de Viva la vida y paparazzi Diego Arrabal en la que, en una charla con un youtuber, ha dejado caer el motivo de ese silencio:” Rocío Flores hablará, pero por cuestiones legales ahora mismo no puede hacerlo. A Rocío la hemos visto en Supervivientes cómo es y no hemos visto nada sospechoso en ella. En mi profesión llevamos siguiendo a la niña mucho tiempo y nunca hemos tenido ninguna noticia de un comportamiento más allá de lo que es una adolescente, pero nunca agresiva ni nada similar”.

Rocío Flores
Rocío Flores

Así, como apuntan en ABC, parece ser que la estrategia de Flores será interponer una serie de demandas contra periodistas y colaboradores para, una vez las haya ganado, sí que dar su versión de los hechos en una serie de entrevistas exclusivas fuera de Telecinco (y probablemente también en la cadena de Paolo Vasile) con la que se podría hacer rica sumando también el dinero que se llevaría en al caso de que ganara su batalla judicial.

Falta saber ahora cuándo Rocío hablará por primera vez y hasta qué punto llevará ante la justicia a algunos periodistas y colaboradores. Lo que sí parece evidente es que, en algún momento, romperá su silencio. Y no parece que vaya a hacerlo por amor al arte.