El puesto de trabajo de Emma García está en el punto de mira tras suceso que deja ‘Viva la vida’ tocado de muerte

Problemas para ‘viva la vida’ y Emma García después de que Mediaset recorte tiempo de emisión al programa

Emma García
Emma García

Recortes en ‘Viva la vida’. El programa que presenta Emma García en Telecinco cada sábado y domingo vio como esta semana perdía una hora de emisión. En lugar de terminar a las 21 horas como siempre, el programa llegó a su fin a las 20.  En su lugar, la cadena ‘amiga’ programó la nueva serie turca ‘Mi hogar, mi destino‘.

El motivo, según ha trascendido en algunos medios, tiene que ver con un presunto plantón de Belén Esteban. Según estas fuentes, la de Paracuellos tenía que aparecer en el programa para hablar de su polémica con Jorge Javier Vázquez y de su futuro en Mediaset.

No hubo plantón de Belén Esteban

No obstante, la razón de este recorte va más allá. Y atención, porque podrían haber más reducciones de horario en las próximas semanas.

La propia Belén Esteban negaba que tuviera intenciones de pasar por el plató del programa que presenta Emma García.  “Siempre que pasa algo me ponéis en ‘Viva la Vida’. No me voy a ‘Viva la Vida’. Sigo en Sálvame. Mi productora es la Fábrica de la Tele”, apuntó el pasado jueves la que algunos llaman la ‘princesa del pueblo’. Unas palabras que confirman de entrada que el recorte de horario no tenía que ver con un supuesto plantón de la ex de Jesulín de Ubrique.

’Viva la vida’ agota a la audiencia

Y es que no hubo traición de Belén ni nada parecido. Lo que sí hay es cierto hartazgo de la audiencia con el programa de fines de semana de Telecinco.

Viva la vida
Viva la vida

Porque tal y como se puede ver en las redes, son muchos los espectadores que se han cansado de los sucesos absurdos de Terelu Campos, Carmen Borrego y Alejandra Rubio, que suelen ocupar buena parte del programa. Y también de colaboradores de medio pelo como Suso o Avilés. Y ello, inevitablemente, repercute en bajones de audiencia que tienen a ‘Viva la vida’ y a Emma García en el punto de mira.