El secreto que Jorge Javier Vázquez silenciaba de Rocío Carrasco sale a la luz

El presentador de Sálvame Jorge Javier Vázquez y el secreto que Telecinco revela de Rocío Carrasco

Jorge Javier Vázquez sabía, entre otras cosas porque lleva muchos años tratando temas de este estilo, que la grabación de la docu serie Rocío, contar la verdad para seguir viva, en la que Rocío Carrasco rompía su silencio, iba a generar muchas polémicas y horas de televisión y debates.

Como no podía ser de otra forma, las declaraciones de Carrasco, en las que cuenta varios episodios traumáticos relacionados con maltratos por parte de su ex marido Antonio David Flores y su hija, Rocío Flores, han traído mucha cola en Telecinco.

Jorge Javier Vázquez y el secreto de Rocío Carrasco

De hecho, en Telecinco, que saben que han dado con un filón con esta docu serie, han decidido explicar uno de los episodios más duros que se vivió durante la grabación del programa y que tanto Jorge Javier como el resto de cara conocidas en la cadena de Paolo Vasile callaban.

Ha sido a través de un archivo clasificado de Telecinco, donde se guardan los secretos de la grabación del programa, donde la cadena a dado a conocer el siguiente episodio: “Rocío Carrasco sufre dos brutales cuadros de ansiedad durante la grabación de la serie documental, unas crisis que llegan a poner en peligro la grabación”.

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco

Y van más allá con apunes cómo “Una de las terribles crisis de ansiedad que sufre Rocío Carrasco se produce durante el relato de la brutal paliza que recibe por parte de su hija Rocío Flores” o “Revivir la violenta agresión de su hija y los hechos posteriores impacta emocionalmente a Rocío Carrasco hasta tal punto que comienza a faltarle la respiración. Sus pulsaciones se aceleran, Rocío Carrasco se rompe y pierde el control de sus emociones, está sufriendo una crisis de ansiedad, el equipo del programa se asusta y la dirección decide parar la grabación (…) Rocío no puede respirar”.

Eso sí, en Telecinco dejan muy claro que la profesionalidad de Rocío quedó más que evidente en este episodio: “La cara de Fidel está desencajada y se pone nervioso al ver lo que está sucediendo, con su ayuda Rocío Carrasco se tranquiliza y consigue recuperar la normalidad poco a poco. La dirección del programa habla con Rocío y le sugiere que la grabación termine por hoy, han tocado un tema muy delicado, pero Rocío se recompone y pide que la grabación continúe«.