El ultimátum de Sálvame que pone a Belén Esteban en contra de Andrea Janeiro: guerra difícil

Nueva bronca entre Belén Esteban y Andrea Janeiro por hablar de Jesulín de Ubrique

Belén Esteban apareció en ‘Sálvame’ visiblemente molesta. En la vida de la colaboradora reinaba la paz, sin embargo, tras desvelar el encuentro de Jesulín de Ubrique con sus dos hijas, Julia y Andrea Janeiro, todo se puso en su contra. La tertuliana necesitaba explicarlo porque era algo que no había vivido en estos 20 años. La Esteban siempre ha sido muy crítica con el padre de su hija por la falta de interés.

«No pasa nada porque un padre vea a una hija… Ocultar las cosas tampoco lo entiendo», comentaba. Belén Esteban no entró en más detalles, pero dejó claro que sus palabras no fueron del gusto de Jesulín de Ubrique ni de María José Campanario. «A la otra parte tampoco le ha sentado muy bien«, ha dicho, algo que a juzgar por sus últimos comentarios le importa más bien poco.

Belén Esteban rompe el pacto con su hija por culpa de la dirección de ‘Sálvame

La colaboradora de ‘Sálvame’ prometió a su hija que nunca más volvería a hablar de forma pública de Jesulín de Ubrique, un pacto que habría roto. Belén Esteban regresaba este lunes a ‘Sálvame’ y lo hacía profundizando más en este asunto. «No entiendo por qué no se puede decir. Me parecía injusto callarme, no di ni detalles». Sin embargo, se fue calentando y terminó su intervención estallando contra ‘la otra parte’: «No entiendo por qué hay que ocultar. Parece ser que alguien se ha molestado, alguien que me importa tres narices. ¿Tengo que decir que se hayan llevado mal? Para que veas…», se lamentaba.

Aunque Belén Esteban no ha querido mencionarla, es más que evidente que se trataría de María José Campanario. A la odontóloga no le gusta que la colaboradora hable de su familia.

La colaboradora vuelve a las andadas con los Ubrique como su tema principal, y es que ‘Sálvame’ ya le dio hace meses un ultimátum. O vende o a la calle. Ella sabe perfectamente que si no habla del padre de su hija tiene poco que hacer en televisión. La dirección del programa habría sido quién le ha obligado a sacar este tema a la luz.