Emma García contra las cuerdas al destaparse pacto secreto para ganar más dinero a espaldas de ‘Viva la vida’

Emma García triunfa con 'Viva la vida' y su importante crecimiento de audiencia con las últimas polémicas que rodean al formato de Telecinco

Emma García ha encontrado la fórmula para que ‘Viva la vida’ despegue tras las audiencias de los primeros años donde el barco se hundía. La presentadora, que lleva muchos años ligada a la televisión y especialmente a Mediaset, sabe perfectamente como funciona. Peleas, exclusivas falsas y un gran show. El programa de la vasca se ha convertido en un ‘Sálvame’ de fin de semana y los espectadores han descubierto el pastel.

Con la polémica entre Carmen Borrego y Alejandra Rubio han rellenado hasta cuatro semanas. Ahora son amigas, ahora se odian. Se peleaban y se sentaban cara a cara para hablar de su último enfrentamiento, esto dejando claro que no se podían ni ver. Por suerte, Terelu Campos les lanzó un ultimátum y les hizo parar.

La primera en hablar fue Carmen Borrego. “Recojo el guante con todo mi cariño y estoy completamente de acuerdo”, ha dicho dejando caer que quiere sellar la paz definitiva con su sobrina. “Por mi parte, lo que va a haber es intentar un acercamiento y que esto acabe cuanto antes. No vengo en guerra”, ha asegurado muy tranquila mientras ha confesado que no ha hablado con Terelu. “No quiero que se haga un mundo porque no hayamos hablado de esto. Me hablo con ella, pero ha habido unos días que hemos estado algo más distanciadas para que las cosas se calmaran. Algo que pasa en todas las familias. Además, me pongo en el lugar de mi hermana y jamás le voy a poner en la tesitura de que tenga que elegir porque es su hija, faltaría más”, ha continuado diciendo a Emma García que ha escuchado con atención el relato.

“Creo que a partir de ahora las cosas van a cambiar porque cuando lo ves  desde fuera, todo parece diferente”, ha sentenciado. Por su parte, Alejandra Rubio, también ha dado un paso al frente en este entramado familiar y ha recordado que “ya pedí perdón porque tenía un mal día, me tocó a mí, me pasé con las formas…”. “Ha llegado un punto en el que no merece la pena seguir con esto. No quiero dar pie a que pase nada porque quiero que se acabe ya”, ha rematado la joven tras reflexionar unos días. Carmen ha aprovechado la conversación para decir que lo que quiere es que se acabe la tensión a lo que la hija de Terelu ha respondido: “No tengo ninguna tensión. Vivo muy feliz, me tomaba todo a risa. Mi error fue no haberme reído el otro día y tomármelo mal. Yo no vivo con tensión. Yo felicidad siempre. No tengo ningún problema de verdad”.

Seguramente esta no será su última pelea. De momento, Carmen Borrego se ha enfrentado este fin de semana a Kiko Matamoros. La hija de María Teresa Campos sabe perfectamente como estar en el candelero y Emma García se frota las manos. Contra más show haya en el programa más audiencia anotan, de esta forma la vasca mantiene el trabajo y además le suben el sueldo. Todo rentable.