Emma García no la quiere sentada en el plató de ‘Viva la vida’. Veterana con la puerta cerrada

La presentadora de Viva la vida, Emma García, no quiere saber nada de una de las veteranas de la televisión en España

Emma García
Emma García

Emma García sabe muy bien, entre otras cosas porque lleva muchos años siendo una d las principales caras reconocibles de Telecinco, que su llegada a Viva la vida le ha sentado de maravilla.

Tras estar muchos años al frente de Mujeres y Hombres y Viceversa, cuando el programa empezó a bajar de audiencia Telecinco decidió apostar por un cambio de presentadores. Toñi Moreno, que estaba haciendo muy buenas audiencias como presentadora de Viva la vida, se marchó a tomar las riendas de MYHYV mientras que Emma García, que cuentan reclamó mayor protagonismo, fue la sustituta de Toñi en el programa de corazón de los fines de semana en Telecinco.

Un cambio que, para muchos, ha sido más que positivo. Si bien al principio hubo muchas críticas hacia Paolo Vasile por prescindir de Toñi Moreno, poco a poco Emma ha ido ganando peso y ahora puede presumir de tener un programa redondo.

Emma García no quiere saber nada de María Teresa Campos

Un programa en el que, si bien es cierto que la polémica es siempre bienvenida (al fin y al cabo no deja de ser un programa de corazón de Telecinco), hay ciertos nombres de los que García no quiere saber nada.

Y uno de ellos es el de María Teresa Campos, una mujer con la que Emma no es que tenga precisamente una buena relación. En la última visita de Campos al programa, donde acudió como invitada, las dos se tiraron flores la una a la otra con tal de intentar simular que su relación no es tan distante como parece.

Una entrevista que evidentemente tuvo repercusión pero que Emma no quiere que se repita. García sabe que en muchos casos María Teresa, que sigue teniendo mucho tirón como buena veterana de la televisión que es, le roba el protagonismo. Y por ahí, ahora que es presentadora y que es ella la que toma el mano, no quiere pasar.

Si bien muchos desearían que Campos fuera una tertuliana habitual, no parece que la presentadora de Viva la vida esté precisamente por la labor. Más bien todo lo contrario.