Escena bochornosa de Miguel Marcos con Belén Esteban en restaurante de Madrid: insultos y provocación

Belén Esteban continúa con su vida tras su abandono de 'Sálvame' y denuncia el acoso de los paparazzis

Belén Esteban no pasa ahora mismo por un buen momento. La colaboradora de ‘Sálvame’ se enfrentó a las nuevas acusaciones de María José Campanario, quién emitió una carta con insultos hacia la ex de Jesulín de Ubrique. La de Paracuellos habría recibido una reprimenda por parte de Andrea Janeiro, quién no le hace ninguna gracia que viva estos enfrentamientos en televisión, tampoco que trabaje en ella. Unos días después se enfrentó a Jorge Javier Vázquez y ha sido la gota que ha colmado el vaso para abandonar ‘Sálvame’.

Por el momento no se la espera. Belén Esteban hace su vida con total normalidad, pero intenta que no se hable de ella. Son muchos los rumores que apuntan a un posible cambio de programa, ahora más que nunca. La colaboradora de ‘Sálvame’ podría plantearse la posibilidad de irse al supuesto nuevo programa de su gran amigo Raúl Prieto, incluso en convertirse en la nueva tertuliana de ‘Viva la vida’, siguiendo el paso de otras excompañeras como Terelu Campos o Carmen Borrego.

Este fin de semana ha sido de lo más agitado para Belén Esteban. Desde que decidió abandonar el plató, los paparazzis no la dejan tranquila ni un solo momento y eso ha colmado su paciencia, aunque más lo ha hecho que uno de ellos decida insultarla.

 Junto a su marido, Miguel Marcos, se le pudo ver haciendo varias gestiones. De hecho, fue a la salida del restaurante al que acudieron a disfrutar de una comida, cuando Belén se puso muy nerviosa, tal y como explican en ABC. Belén Esteban les tomó una fotografía con su teléfono para denunciar esta persecución en redes sociales, pero también para dejar claro como la trataban. Uno de ellos, el más bajito, la había insultado para provocarla. «Todo el día así, me parece muy bien pero lo que no tolero es que el más bajito me insulte y me provoque».