Estupor con los nuevo dientes de la novia de Kiko Matamoros, Marta López Álamo. “Se te ha ido de las manos”

Marta López Álamo se enfada en redes sociales por los comentarios que recibe, casi todos ellos de mujeres

Marta López Álamo está cogiendo cada vez más peso en las redes sociales. Desde que dio a conocer su relación con Kiko Matamoros su Instagram no para de crecer. A pesar de que ha decidido mantener un perfil bajo en los medios de comunicación, la andaluza tiene que soportar diariamente constantes insultos hacia su físico, algo que no piensa tolerar más. Está muy cansada.

Lo peor para Marta López Álamo es que esos comentarios vienen todos por parte de mujeres, algo que le da mucha lástima. «La realidad, y muy triste, es que 9 de cada 10 comentarios nocivos que recibo (y también mis amigas) son de mujeres. Algo claramente se está haciendo mal con respecto a la educación en la sociedad. Probablemente hace 50 años era igual, no lo sé, pero ahora hay una herramienta de destrucción masiva si no se usa bien, que son las redes sociales, que tienen la capacidad de dar a personas frustradas la posibilidad de verter su odio de forma más o menos anónima, sin ningún tipo de escrúpulo o empatía», escribía en uno de sus stories.

Así pedía a su comunidad empatía y hacía un llamamiento a todas las personas: “Ojalá esto cambiase, y ojalá hubiese más mujeres (que las hay, y muchas) que se alegrasen por el bien ajeno, que te digan cosas bonitas si las piensan o que se alegren por ti. Yo desde luego solo tengo cerca a gente que me quiere y que me dice las cosas buenas y mala sin ningún odio o frustración», se explicaba Marta López Álamo.

La modelo hace una petición aquellas mujeres que no han dejado de insultarla durante estos años. «Me gustaría que las mujeres dejásemos de juzgarnos y machacarnos entre nosotras. Me encantaría que el hecho de ser más o menos guapa no fuese ligado al coeficiente intelectual, ni a la ambición ni a la necesidad de saber o conocer, ni las metas que se puedan tener. Me gustaría que no se juzgase lo que hacemos, lo que nos ponemos y lo que decimos, que no nos tirásemos por el suelo si hacemos más o menos ejercicio o si nos hacemos fotos desnudas o con un jersey”.

Por último, sentenciaba su denuncia: «Qué triste es la sociedad de hoy en día, y qué hipocresía hay. Algunas llevan una bandera de una causa que no es real en la práctica». Sin duda, ha puesto todo sobre la mesa y lo único que pide es respeto y empatía, ¡Ánimo Marta!

Ha montado en cólera tras su última publicación, donde la han criticado duramente porque «pareces de plástico«. Le avisan que los retoques estéticos como de Photoshop «se le van de las manos». En esta última fotografía se la puede ver con unos dientes demasiado blancos. Muy artificiales.